Mediante una acción legal colectiva, cerca de 30 integrantes y seguidores de Amnistía Internacional Israel y otros grupos de derechos humanos exigirán al Ministerio de Defensa de Israel que revoque la licencia de exportación de tecnología a la empresa NSO Group.

De acuerdo con Danna Ingleton, director adjunta de Amnesty Tech, el ministerio israelí ha ignorado “una aplastante evidencia que vincula a NSO Group con ataques a defensores de derechos humanos”. Por ese motivo, Amnistía Internacional se ha sumado a la demanda mediante una declaración jurada dirigida a la Corte de Distrito de Tel Aviv.

El malware Pegasus de NSO Group ha sido vinculado a ataques contra al menos 24 defensores de derechos humanos, activistas y periodistas en México, en el caso conocido como #GobiernoEspía, además de varios disidentes y periodistas saudíes e, incluso, un trabajador de Amnistía Internacional

A pesar de que se ha comprobado el uso ilegal del malware, NSO Group se ha escudado en que, supuestamente, antes de realizar una venta, lleva a cabo rigurosas revisiones a sus clientes. Sin embargo, “NSO Group vende sus productos a gobiernos que son conocidos por escandalosos abusos a los derechos humanos, dándoles las herramientas para rastrear activistas y críticos”, asegura Ingleton.

La denuncia ante la corte de distrito exige que el ministerio retire la licencia de exportación de NSO Group para que la empresa “deje de lucrar con la represión perpetrada por el Estado”. “Mientras los productos como Pegasus sean mercantilizados sin controles y supervisión adecuados, el equipo de Amnistía Internacional y otros activistas, periodistas y disidentes alrededor del mundo están en riesgo”, afirma la activista.