Jamal Khashoggi, periodista saudí asesinado, habría sido espiado con Pegasus por el gobierno árabe

Por: R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales  - 24 octubre, 2018

El periodista Jamal Khashoggi, quien fue brutalmente asesinado a inicios de octubre en el consulado de Arabia Saudita en Estambul, Turquía, habría sido víctima de espionaje a través del malware Pegasus de NSO Group, denunció el activista saudí Omar Abdulaziz.

Abdulaziz, quien se encuentra bajo asilo en Canadá, fue señalado por el Citizen Lab de la Universidad de Toronto como uno de los objetivos recientes del malware de la empresa israelí. De acuerdo con la investigación, su teléfono móvil fue infectado con Pegasus a través de un operador ligado al gobierno árabe.

De acuerdo con Omar, él utilizó ese teléfono para mantener conversaciones con Khashoggi y otros activistas. “Seguramente, ellos [el gobierno saudí] escucharon las conversaciones entre Jamal, otros activistas en los Estados Unidos, Turquía, Arabia Saudita y yo”, declaró Abdulaziz en entrevista con la CBC.

Jamal Khashoggi era una de las voces más críticas para la familia real de Arabia Saudita, que actualmente gobierna el país, en especial con el príncipe Mohammed bin Salman. El periodista ingresó al consulado en Estambul el 2 de octubre, en donde fue visto por última vez con vida. Aunque el gobierno saudí mantuvo la versión de que Khashoggi sí salió del edificio, revelaciones posteriores mostraron que fue torturado y asesinado. Las autoridades árabes han sostenido que su homicidio fue una “operación clandestina” y han intentado deslindar a la corona del suceso.

Abdulaziz sostiene que él y Khashoggi se encontraban trabajando en al menos tres proyectos conjuntos antes de su desaparición; uno de los cuales era una campaña en línea que buscaba contrarrestar la propaganda en pro del régimen saudí en redes sociales.

Esta no es la primera ocasión que se asocia al gobierno árabe con el uso del malware de NSO Group para espiar a disidentes. En agosto de 2018, Amnistía Internacional denunció que uno de sus integrantes recibió un mensaje de texto, vinculado con la situación política saudí, que dirigía a la infraestructura de la empresa israelí. Otro informe reciente del Citizen Lab, publicado en septiembre de 2018, señala que el malware Pegasus sigue operando en Arabia Saudita y otros países del mundo, entre ellos, en México.


Imagen original de Middle East Monitor

Los Comentarios están cerrados.