Fuera de control. Así hemos catalogado a la vigilancia estatal en el país. En los últimos años, el Estado mexicano ha incrementado sus capacidades para la intervención de comunicaciones y la invasión a la privacidad, bajo el argumento de la investigación de delitos de alto impacto. Sin embargo, la carencia de contrapesos institucionales y de mecanismos de rendición de cuentas provocan que el gobierno posea un gran poder invasivo y control sobre las personas vigiladas.

Las autoridades nacionales han desarrollado un inquietante interés por aumentar sus facultades legales y tecnológicas para vigilar a la ciudadanía. Es por ello que hemos elaborado el informe “El Estado de la Vigilancia: Fuera de Control”, cuyo propósito es ilustrar cuáles deberían ser los estándares de regulación a seguir; cómo es que la legislación y su interpretación judicial entienden los alcances de la vigilancia; y cuáles son los avances y desafíos en la materia.

Así mismo, este documento ordena e interpreta los datos estadísticos referentes al estado de la vigilancia en el país; así como los hallazgos respecto a la adquisición y utilización (a menudo, ilegal) de herramientas de software de vigilancia por parte de autoridades, gobiernos locales y distintas dependencias en México. También puedes consultar la base de datos hecha con todas las solicitudes de información realizadas para la elaboración de “El Estado de la Vigilancia”.

Mediante este informe, los integrantes de la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D) ofrecemos una mirada sobre la regulación y la práctica de la vigilancia en entornos digitales dentro de México. Buscamos evidenciar la situación actual, con el fin de promover la adopción de medidas y controles democráticos que terminen con el ejercicio abusivo de esta práctica y su manejo desde la opacidad y la impunidad.

El informe “El Estado de la Vigilancia: Fuera de Control” se presentó el lunes 28 de noviembre, a las 10:00 horas, en el Cine Tonalá (Tonalá 261, Roma Sur).

Vigilancia---Cartel---Full