Una filtración de videos de entrenamiento para socios de reparación de Apple reveló que la compañía enseña a estos profesionales a demeritar reparaciones de otras compañías y a convencer a clientes a pagar por reparaciones más caras.

Los videos, obtenidos por Motherboard, son muy similares en guion y puntos de conversación que desde hace años son comunes entre el personal de servicio de Apple y otros servicios de reparación. De acuerdo con el medio, algunos de los videos parecen ser productos finalizados, mientras que otros parecen estar en proceso de edición.

Estos contenidos nos están pensados para ser públicos; en cambio, tienen como objetivo al personal de tiendas Apple y a Proveedores de Servicio Autorizados de Apple (AASP, por sus siglas en inglés), los negocios AASP son independientes, tienen que enfrentar auditorías de la compañía y restricciones sobre lo que pueden y no pueden reparar.

De los ocho videos, seis están dedicados a entrenar al personal técnico a lidiar con las preocupaciones de la clientela sobre los altos precios de reparar un dispositivo Apple, pero también tratan de “demostrar” que las piezas originales de Apple son mucho mejores que las de otras compañías, como es el caso de un video sobre pantallas.

Sin embargo, Apple no aclara de qué marca es la pantalla “no original”. Esto es importante, debido a que no todas las partes son iguales, ni todas las empresas de reparación utilizan las mismas refacciones; algunas incluso utilizan partes ya usadas originales y renovadas que reducen notablemente el precio del servicio. Estos costos pueden ser tan elevados porque la compañía muchas veces evita reparar los productos.

“Como alguien que trabaja como técnico en reparación de Apple, veo diariamente cuántos dispositivos asegura la compañía que son irreparables, pero las reparadoras independientes muestran una y otra vez que pueden resolverlo […]”, explicó una persona que trabaja en un AASP a Motherboard.

La serie de videos podría interpretarse también como un intento de Apple de prepararse para un mundo en el que cada vez será más difícil mantener el monopolio de la reparación de sus productos. Recientemente, Estados Unidos ha dado importantes pasos para garantizar un derecho a reparar, como la orden ejecutiva del presidente Biden y la nueva plataforma legal de la Comisión Federal de Comercio.


Imagen de Piqsels