Facebook está introduciendo cambios en su sitio web que interfieren con las técnicas que utilizan observadores de la plataforma, lo que pone en riesgo el trabajo de investigación y vigilancia de grupos independientes, denunció el medio de investigación The Markup.

En agosto de 2021, la red social fue criticada por suspender las cuentas de un equipo de investigación de la Universidad de Nueva York, quienes presuntamente hicieron una recolección indebida de datos sensibles mientras conducían un estudio para determinar la relación entre la plataforma de anuncios de Facebook y la desinformación política.

Para entorpecer la recolección automática de datos, Facebook está añadiendo código basura a ciertas funciones usadas por organizaciones para identificar publicaciones pagadas dentro de la plataforma.

Uno de los grupos que monitorea la plataforma, el proyecto Citizen Browser, comenzó a experimentar una caída en su tasa de recolección de datos a partir de septiembre; al revisar la causa detrás del incidente, se encontraron los cambios al código del sitio.

Otras iniciativas como Ad Observatory, que investiga la plataforma de anuncios políticos de Facebook, también vieron afectada su recolección de datos, aunque pudieron arreglarlo.

El código añadido, conocido como etiquetas ARIA, no es visible desde el navegador web, sino que es utilizado por software de lectura de pantallas para mapear la estructura del sitio y leer el contenido de la página.

Sin embargo, este cambio está afectando la accesibilidad para personas con discapacidad visual al sitio. Un desarrollador de The Markup encontró que el lector Microsoft Narrator lee el nuevo código como una línea ininteligible de palabras cuando accedió desde el navegador de Google Chrome.

Consultado por The Markup, el director asociado de investigación en accesibilidad y entrenamiento de WebAIM, Jared Smith se dijo preocupado por los cambios que está implementando Facebook, ya que en lugar de presentar una estructura “simplificada y clara”, el código ARIA añadido no parece buscar ese propósito.

“Hemos visto el mal uso de tecnologías como esta para cosas como la optimización de motores de búsqueda, pero esto es en una escala completamente diferente”, señaló Smith.

Facebook ha declarado en el pasado que quiere compartir información para investigaciones, pero en la práctica las y los científicos han enfrentado obstáculos al tratar de trabajar con la plataforma, criticó Laura Edelson, científica computacional de la Universidad de Nueva York que fundó el proyecto Ad Observatory.


Imagen de Pxfuel