Facebook anunció que las cuentas del expresidente Donald Trump serán suspendidas por dos años, que corren a partir del 7 de enero de 2021, en respuesta a la petición de su Consejo Asesor de revisar la suspensión para determinar y justificar una respuesta proporcional.

De acuerdo con un comunicado de la red social, el caso de Trump obligó a la aplicación de nuevos protocolos de cumplimiento de sus reglas comunitarias al incitar disturbios o violencia y, debido a las graves circunstancias que condujeron a la suspensión del expresidente, estas ameritaron la pena más alta posible: la suspensión por dos años.

Facebook aseguró que al establecer la sanción de dos años para esta “severa violación”, se consideró un tiempo suficiente seguro tras los actos de incitación, para que fueran una disusión suficiente para otras personas que pudieran cometer estas violaciones en el futuro y proporcionales a la gravedad de la violación.

Además, Facebook agregó que revisará la sanción al terminar el plazo, para determinar si el riesgo a la seguridad pública ha disminuido. “Evaluaremos factores externos, incluidas instancias de violencia, restricciones a la reunión pacífica y otros indicios de desobediencia civil. Si determinamos que aún existe un serio riesgo a la seguridad pública, extenderemos la restricción por un periodo dado y seguiremos evaluando hasta que el riesgo haya bajado”, agregó la compañía.

En su revisión del caso, el Consejo señaló que Facebook violó sus propias reglas al imponer una pena indeterminada, sin criterios sobre cuándo o si la cuenta sería restaurada, además, llamó la atención de la red social ya que ésta no debe hacer reglas “sobre la marcha”.

Tras el anuncio el órgano autónomo se dijo satisfecho porque la red social adoptó varias de sus recomendaciones, pero declaró que actualmente está revisando la respuesta, incluyendo: más transparencia sobre la política de strikes para las penalizaciones y la “tolerancia por interés noticioso” del contenido, una excepción que permitía a políticos y funcionarios públicos realizar publicaciones que otras personas usuarias no.

“En cambio, simplemente aplicaremos nuestra prueba de equilibrio de interés periodístico de la misma manera a todo el contenido, midiendo si el valor de interés público del contenido supera el riesgo potencial de daño”, dice el comunicado.


Imagen de Gage Skidmore (CC BY-SA 2.0)