Desde el inicio de la pandemia de Covid-19, el acceso abierto a la información ha jugado un rol crucial en el combate a esta enfermedad. En ese sentido, el gobierno de México, a través del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) y la Dirección General de Epidemiología de la Secretaría de Salud, ha tomado un paso en la dirección correcta.

En primer lugar, la Dirección General de Epidemiología ha respondido a la solicitud de diversas personas sobre datos abiertos relacionados con el COVID-19. El lunes 13 de abril, la Dirección liberó una base de datos en formato abierto sobre los casos asociados a la pandemia, así como la información contenida en los Anuarios Estadísticos de Morbilidad 2015-2017.

Por su parte, el Conacyt anunció la apertura del Repositorio de Información Covid-19, cuyo objetivo es facilitar el trabajo de investigación, del personal de salud y académico, además de poner a disposición del público en general recursos científicos sobre la pandemia.

El repositorio cuenta con 400 materiales de consulta y artículos científicos en inglés y español; información de organismos internacionales, universidades y centros de investigación; además de los resultados y preliminares de las investigaciones científicas que se están llevando a cabo “para enfrentar esta situación como se requiere: compartiendo el conocimiento”.

Con esta medidas, el gobierno mexicano se suma a los distintos esfuerzos para ofrecer conocimiento de acceso abierto sobre el nuevo coronavirus (SARS-COV2), respondiendo al llamado global de organizaciones como Creative Commons, que ha solicitado que se incrementen las políticas de acceso abierto al conocimiento científico, periodístico y educativo sobre el coronavirus y la enfermedad.

Así mismo, la recomendación de los relatores para la libertad de expresión de ONU, CIDH y OSCE hacia los Estados es que “proporcionen información veraz sobre la naturaleza de la amenaza que supone el coronavirus”, así como brindar información fidedigna en formatos accesibles a todos.


Imagen de Governor Tom Wolf (CC BY 2.0)