Bernie Sanders, aspirante demócrata a la presidencia de los Estados Unidos, se pronunció recientemente a favor de prohibir que las fuerzas policiales utilicen la tecnología de reconocimiento facial.

“El uso de programas de reconocimiento facial por la policía es el último ejemplo de tecnología orwelliana que viola nuestra privacidad y libertades civiles bajo el disfraz de la seguridad pública y debe detenerse”, aseguró una vocera de la campaña de Sanders.

Mientras otras personas contendientes para la candidatura demócrata –como Kamala Harris, Elizabeth Warren y Cory Booker– se han pronunciado críticamente sobre el reconocimiento facial, ninguno ha propuesto una prohibición, por lo que la postura de Sanders podría obligar a que más políticos de su partido se sumen a esta iniciativa.

Las principales preocupaciones en torno al uso de esta tecnología se basan en los sesgos que tiene contra minorías, como mujeres y hombres afroamericanos, además de la falta de precisión, de controles democráticos e independientes sobre su uso y los peligrosos efectos que esto podría tener en los derechos humanos y libertades civiles. En EE.UU. son varias las agencias gubernamentales que utilizan este tipo de tecnología, como el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) y el Buró Federal de Información (FBI).

“Tener un candidato que sale y se pronuncia específicamente por una prohibición es significativo […] Pone una vara acerca de que esta es una posición popular para que otros candidatos tomen seriamente el asunto, en lugar de decir algo vago como ‘le echaremos un ojo’ “, aseguró el director de la organización Fight for the Future, Evan Greer.

Recientemente, importantes ciudades estadounidenses como San Francisco y Oakland han prohibido el uso de esta tecnología para sus agencias municipales, lo que ha llevado a más ciudades a considerar una prohibición. Así mismo, dos legisladores estarían trabajando en una propuesta para detener la compra a nivel federal de herramientas de reconocimiento facial y la Comisión de Vigilancia del Congreso ha hecho pronunciamientos sobre preocupaciones alrededor de esta tecnología.


Imagen de Gage Skidmore (CC BY-SA 2.0)