San Francisco se convirtió en la primera gran ciudad en Estados Unidos en prohibir el uso de tecnología de reconocimiento facial por parte de policías y otras agencias municipales, informó The New York Times.

El martes 14 de mayo, la junta de supervisores de la municipalidad votó 8 a 1 a favor de la propuesta. La decisión se da en un momento en que agencias policiales, de inteligencia y de seguridad en EE.UU. han comenzado a adoptar este tipo de tecnología para identificar tanto a criminales menores como a aquellos de más alto perfil y peligrosidad, a pesar de las constantes advertencias por sesgos y errores.

El mensaje en contra del uso del reconocimiento facial es especialmente fuerte, ya que San Francisco es cuna de muchas de las empresas de tecnología que, irónicamente, están en la carrera por vender y mejorar dispositivos y algoritmos de reconocimiento facial. “Tenemos una enorme responsabilidad para regular los excesos de la tecnología precisamente porque está asentada [la industria] aquí”, comentó el representante de los barrios al noreste de la ciudad.

Como han alertado organizaciones como la Unión Americana de Libertades Civiles, el uso de esta tecnología por las autoridades provee al gobierno con un “poder sin precedentes para rastrear a las personas en su vida diaria, lo que es incompatible con una democracia saludable”.

Otros peligros que implica el uso de este tipo de tecnología es la falta de precisión y el sesgo que pueden tener, como en el caso del software Rekognition, vendido por Amazon. Recientemente un grupo de investigadores pidió a Amazon que deje de vender el programa por el riesgo que implica para las libertades civiles de mujeres y personas afroamericanas.

Por su parte, la Electronic Frontier Foundation ha calificado esta decisión como “histórica” en la defensa de la privacidad. “Es alentador ver a San Francisco tomar este paso proactivo en anticipación a los problemas de vigilancia en el horizonte y abordarlos con anticipación. Esto es mucho más sencillo que tratar de poner al genio de vuelta en la botella después de que cause daño”, calificó la organización.


Imagen de Pxhere