La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó el Acta para Salvar el Internet (Save the Internet Act), una ley que busca restaurar en su totalidad las provisiones contempladas en las reglas de la neutralidad de la red de la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC), revocadas durante la administración de Donald Trump.

El acta, aprobada por la Cámara el 10 de abril, prohibiría a los ISPs bloquear, estrangular o impedir de cualquier forma de servicios de Internet con los que compitan; además, obligaría a los ISP a ser completamente transparentes sobre las numerosas y muchas veces anticompetitivas restricciones que colocan en usuarios de Internet.

Desafortunadamente para esta iniciativa, ahora requiere ser aprobada en el Senado, un órgano con mayoría republicana. Incluso el líder de la mayoría ha declarado que la ley “estará muerta al llegar”, por lo que los augurios no son positivos. Aún si la propuesta logra pasar este escollo, la propuesta todavía tendría que evitar un posible veto presidencial de Donald Trump.

El gobierno federal ha defendido el final de las reglas de neutralidad de la red, argumentando falsamente que han permitido mayores velocidades de conexión e inversión de los proveedores de servicios de Internet, sin embargo, sus dichos están respaldados por cifras de la misma industria que presionó para acabar con las protecciones.

Aunque las posibilidades de la ley son escasas, aún queda la posibilidad de revertir la revocación de la neutralidad de la red en EE.UU. si existe un fallo positivo en una demanda entablada por 22 fiscales estatales en enero de 2018.