Con las elecciones federales de la India a la vuelta de la esquina, WhatsApp lanzó una línea telefónica en su servicio para desmentir rumores y combatir la desinformación que rodea al proceso electoral, que se lleva a cabo entre el 11 y 19 de abril.

La línea de información “Checkpoint Tipline” recibe mensajes de texto e imágenes, las cuales son enviadas a la empresa emergente PROTO, que utiliza el programa “Check” para investigar las imágenes o mensajes, informó Motherboard.

De acuerdo con un vocero de Meedan –la empresa que desarrolló “Check”– el programa utiliza una combinación de investigadores y bots para hacer el proceso de comprobación.

Finalmente, los usuarios de WhatsApp deberían recibir una respuesta de la línea de información que indicará si la información se considera “verdadera, falsa, engañosa, controvertida o fuera del ámbito”, además que incluirá cualquier otra información relativa que esté disponible.

India es uno de los mercados más importantes de WhatsApp, con cerca de 200 millones de usuarios; sin embargo la plataforma ha servido para esparcir desinformación y noticias falsas, en algunos casos vinculados incluso a linchamientos.

WhatsApp ya había iniciado medidas para tratar de limitar el esparcimiento de la desinformación, como limitar a cinco el número de personas a las que se les podía reenviar un mensaje dentro de la app. De acuerdo con Motherboard, la empresa también estaría probando la capacidad de que se pudieran hacer búsquedas de imágenes en Google desde la aplicación.

WhatsApp se ha convertido en un terreno fértil para la propagación de desinformación, especialmente en el contexto electoral. En el caso de México, la red Rompe el Miedo documentó en 2018, a través del proyecto Rompe la cadena, un conjunto de características comunes en los mensajes con información falsa, tales como el uso de referentes reales sin sustento documental o fuera de contexto, o la atribución a autores supuestamente cercanos a las autoridades.


Imagen original de Christoph Scholz (CC BY-SA 2.0)