En el contexto de las elecciones de 2018, la Red Rompe el Miedo (RRM) documentó diversos actos de agresión, hostigamiento, intimidación y desinformación relacionados con el uso de las tecnologías digitales.

Rompe el Miedo es una plataforma nacional de medios de comunicación, periodistas y personas de derechos humanos cuyo objetivo es preservar la libre circulación de información durante el contexto electoral. En su edición 2018, fue coordinada por las organizaciones Article 19, Data Cívica y R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales.

Durante la presentación de su informe de resultados, Danya Centeno, abogada de R3D, señaló que la RRM detectó ataques a redes, comunicaciones digitales y sistemas informáticos; suplantación de identidad de medios de comunicación, amenazas directas en redes sociales o a números telefónicos y diversos actos de intimidación y hostigamiento en línea.

Centeno explicó que también hubo un preocupante número de casos de violencia de género contra candidatas, políticas y periodistas, que buscaban interferir con el ejercicio de derechos como la libertad de expresión, la libertad de postularse a cargos de elección popular o el voto informado.

En el caso particular de las campañas de desinformación, R3D coordinó el proyecto Rompe La Cadena, que solicitó a usuarios de WhatsApp el envío de cadenas, con la finalidad de estudiar, medir, entender y atacar mejor este fenómeno. Gracias a Rompe La Cadena, se pudo identificar un conjunto de características comunes en los mensajes que circulaban en la aplicación, como el uso de la primera persona de una supuesta funcionaria o trabajadora pública cercana a las autoridades, sin mayor soporte documental; el uso de un referente real, pero fuera de contexto; y en su mayoría, dirigidos contra el candidato puntero.

De acuerdo con Danya Centeno, combatir las campañas de desinformación es importante debido a que éstas buscan “contaminar el discurso público mediante la difusión de información falsa e, incluso, en algunos casos hostigar e intimidar a personas o grupos, incluyendo periodistas y medios de comunicación.”

La RRM las acciones del estado e iniciativa privada han sido insuficientes para combatir este fenómeno por lo que se exigió que:

  1. Se garantice el derecho de acceso a la justicia contra este tipo de conductas.
  2. Se cree un marco regulatorio para transparentar el origen y destino de los montos de publicidad oficial en medios digitales.
  3. Mayor colaboración de las empresas de Internet para transparentar información que permita identificar a personas y empresas que contratan publicidad en línea.
  4. Las empresas de Internet y sus canales publicitarios deben valorar, reflexionar y eventualmente modificar sus marcos de contratación publicitaria, asumir una perspectiva de derechos humanos y emitir políticas claras, transparentes y accesibles con base en experiencia internacional y nacional sobre procesos electorales que genere mayor confianza en usuarios y usuarias.