La batalla por la neutralidad de la red en EE.UU. ahora se libra en los congresos estatales

Dos meses después de que la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) eliminara la Orden del Internet Abierto, las legislaturas locales en los Estados Unidos están tomando un papel importante y activo en la defensa de la neutralidad de la red.

Más de las mitad de los estados en Estados Unidos tienen, actualmente, una legislación que haría respetar la neutralidad de la red, de acuerdo con un conteo de la organización Free Press, citado por Ars Technica.

Es posible que varias de las propuestas nunca sean votadas o entren en vigor, pero otras lo harán; incluso, algunos estados han tomado la decisión de utilizar las órdenes ejecutivas de los gobernadores como mecanismo para proteger, aunque con limitaciones la neutralidad de la red en sus territorios.

La extensión de las legislaciones, órdenes ejecutivas y el peso que tendrán al regular la neutralidad de la red es incierta, depende de cada una. Por ejemplo, en los casos de Montana y Nueva Jersey, la orden coloca al gobierno en un papel de consumidor, mientras que en el caso de California, la legislación replica las prohibiciones para el bloqueo, el estrangulamiento o la priorización.

De acuerdo con Electronic Frontier Foundation, citada por Ars Technica, este último enfoque es el que más posibilidades tiene de ser combatido legalmente por las empresas, por lo que deberían buscar enfoques más indirectos, como obligar a quienes reciban fondos estatales a respetar la neutralidad de la red.

Los expertos y organizaciones coinciden en que aunque las legislaciones y acciones estatales, aunque importantes, son más vulnerables que una gran regulación a nivel federal que proteja a todos los usuarios de Internet en los Estados Unidos,

“Las protecciones estatales y locales son alentadoras y probablemente sobrevivan acciones legales de las compañías telefónicas, pero solo ofrecen una solución parcial a un problema nacional. Si queremos proteger la neutralidad de la red para todos, debemos restaurar el estándar del Título II de la Orden del Internet Abierto de 2015”, escribió Free Press.


 

Imagen original de Credo Action: Protect Net Neutrality rally, San Francisco

Publicaciones relacionadas

Organizaciones presentan Protocolo Modelo contra acoso y hostigamiento sexual y laboral

Organizaciones presentan Protocolo Modelo contra acoso y hostigamiento sexual y laboral

El Protocolo Modelo de Prevención y Actuación en Casos de Discriminación, Acoso y Hostigamiento Sexual y Laboral (Protocolo Modelo) en Organizaciones de la Sociedad Civil es resultado del trabajo de un año entre ocho instituciones (Fundar, Artículo 19, la Red en Defensa de los Derechos Digitales, Ambulante, Serapaz, Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, Equis Justicia para las Mujeres y Fondo Semillas) que se articularon para crear de “manera participativa y colectiva” para todo el sector.

¿Ciberseguridad para quién?: R3D cuestiona ausencia de sociedad civil en discusión sobre Ley de Ciberseguridad

¿Ciberseguridad para quién?: R3D cuestiona ausencia de sociedad civil en discusión sobre Ley de Ciberseguridad

“El proceso de elaboración de una ley de ciberseguridad no ha contemplado la participación equitativa de todos los actores”, señaló Grecia Macías, abogada de R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales, durante la sesión de Parlamento Abierto convocada el lunes 31 de octubre por la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Cámara de Diputados.

Preocupante que el Ejército provea infraestructura de Internet para los pueblos indígenas: Yasnaya Gil

Preocupante que el Ejército provea infraestructura de Internet para los pueblos indígenas: Yasnaya Gil

La reciente encomienda del presidente López Obrador para que la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) construya y coloque antenas para proveer de servicio de Internet a regiones del país genera preocupación debido al posible incremento de las actividades de vigilancia e incluso de espionaje por parte del Ejército, considera la activista y lingüista Yásnaya Elena Gil.