Nueva York aprueba ley para garantizar el derecho a reparar para dispositivos electrónicos digitales

Jun 7, 2022 | Acceso al conocimiento

El estado de Nueva York aprobó una ley para garantizar el derecho a reparar que obliga a las compañías fabricantes de dispositivos electrónicos y digitales a hacer pública y disponible la información para diagnosticar y repararlos, de acuerdo con información publicada por Ars Technica.

La Ley de Reparación Digital Justa obliga a las compañías que vendan sus productos en Nueva York a distribuir información, programas, herramientas y refacciones para que personas y reparadoras independientes puedan arreglar los dispositivos personales por su cuenta. La legislación pasó por ambas cámaras legislativas estatales con una amplia mayoría y está a la espera de que la gobernadora Kathy Hochul la publique.

En la presentación de la ley, las y los legisladores lograron argumentar de forma exitosa que ésta protege contra las prácticas monopolísticas de las empresas que fabrican dispositivos, lo que obliga a las personas consumidoras a depender de las fabricantes y sus proveedores autorizados.

“Nada previene que las terceras partes reparadoras sean técnicamente competentes para completar reparaciones digitales, más que la falta de información retenida por los fabricantes […] En demasiadas instancias, las reparaciones de dispositivos son intencionalmente limitadas por el fabricante”, se lee en la ley.

Dos aspectos más son centrales en la nueva legislación: los altos precios de las reparaciones, el mal servicio o inexistente en las áreas rurales y la innecesaria tasa de rotación para los dispositivos electrónicos; además, la enorme cantidad de basura electrónica, ya que la nueva ley puede ayudar a reducir más de 655 mil toneladas de residuos electrónicos tóxicos, producidos en un solo año calendario en Nueva York.

Un aspecto negativo de la Ley de Reparación Digital Justa es que no abarca dispositivos médicos, enseres domésticos, equipamiento agrícola y todo terreno o equipo de seguridad de comunicaciones públicas.

En los meses recientes, el derecho a reparar ha tenido grandes victorias en Estados Unidos, ya que por primera vez, un presidente de Estados Unidos, Joe Biden, apoyó abiertamente el derecho a reparar al hacer una actualización sobre el avance de su orden ejecutiva para Promover la Competencia en la Economía Americana, publicada en julio de 2021.


Imagen (CC BY) Gibrán Aquino

Publicaciones relacionadas

El Instituto Nacional Electoral excluye a la sociedad civil de discusiones sobre voto electrónico y voto por internet

El Instituto Nacional Electoral excluye a la sociedad civil de discusiones sobre voto electrónico y voto por internet

Durante las últimas semanas, desde R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales hemos solicitado que se nos incluya en distintos espacios coordinados u organizados directamente por el Instituto Nacional Electoral en los que se discute sobre el voto electrónico y el voto por Internet, tales como la Cumbre Mundial de la Democracia, a celebrarse el mes de septiembre en México, así como el foro “Voto electrónico en México, la transición tecnológica de la democracia”, organizado por la Consejera Carla Humphrey, que tendrá lugar esta semana.

Filtran base de clientes de Banorte con 1.4 GB de datos personales

Filtran base de clientes de Banorte con 1.4 GB de datos personales

Una base de datos con cerca de 1.4 GB de información personal de clientes de Banorte fue filtrada en un sitio web, alertó Brian Krebs, periodista de investigación especializado en delitos informáticos. Krebs denunció en Twitter que la base de datos fue filtrada por el administrador de un foro dedicado a la venta de este tipo de archivos.

Congreso debe incluir a la sociedad civil en la creación de la ley de ciberseguridad; su exclusión es antidemocrática e ignora enfoque de derechos humanos

Congreso debe incluir a la sociedad civil en la creación de la ley de ciberseguridad; su exclusión es antidemocrática e ignora enfoque de derechos humanos

Desde hace años se ha intentado emitir una ley en materia de ciberseguridad de manera opaca y excluyente de la sociedad civil, con contenidos que criminalizan el uso cotidiano y legítimo de la tecnología al ejercer la libertad de expresión en internet, y que no contribuyen a la seguridad de las personas usuarias.