Google buscará activamente bloquear archivos guardados en su servicio de almacenamiento en la nube Drive, además de Documentos, Hojas de cálculo, Presentaciones, Formularios y la nueva versión de Sites, que considere violan sus términos de servicio o políticas sobre contenido abusivo, anunció la compañía a finales de 2021.

Los archivos serán señalados a las y los usuarios propietarios y restringidos automáticamente, lo que significa que no podrán ser utilizados, ni compartidos por otras personas para “asegurar la protección a usuarios”, informó el sitio TechRadar.

De acuerdo con la publicación, los cambios en la política de Google buscan identificar un amplio espectro de contenidos y actividades como almacenar malware, llevar a cabo ataques de phishing, discurso de odio, pornografía y pornografía infantil.

Un aspecto que preocupa es la ambigüedad sobre cómo se identificarán este contenido, ya que no se clarifica si el proceso se llevará a cabo a partir de algoritmos o solo con participación humana a través de denuncias. Asimismo, la información preocupa por el impacto sobre derechos humanos como la privacidad y la libertad de expresión.

Es común que los algoritmos que filtran contenido cometan errores, como es el caso del famoso Content ID utilizado por YouTube (también de Google), y los procesos de revisión son lentos y complicados para muchas personas.

Por estas razones, no es suficiente que Google asegure que habrá “excepciones basadas en consideraciones artísticas, educativas, documentalistas o científicas”; así como tampoco que habrá un proceso para revisar la decisión si se considera que se ha restringido el acceso o uso de un contenido o archivo de manera injusta.
En agosto de 2021, Apple anunció que implementaría medidas para escanear las imágenes en los dispositivos que fabrica y eliminar contenido como pornografía infantil. La decisión fue duramente rechazada por sociedad civil y academia a nivel internacional, incluso el activista Edward Snowden se pronunció en contra, por lo que Apple retrasó su implementación.


Imagen de blunkswife (CC BY-NC-SA 2.0)