Un documento de entrenamiento del Buró Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos reveló que las agencias de seguridad del país pueden obtener acceso limitado al contenido de mensajes cifrados de aplicaciones como WhatsApp, iMessage y Line, reveló el medio The Record.

El documento, obtenido por la organización Property of the People, también muestra que según el servicio de mensajería y el recurso legal que se use, la agencia podría acceder a información no solo de contenido del mensaje, sino también de la persona usuaria y dispositivo, como correo electrónico o dirección IP.

El servicio del que obtienen mayor información las autoridades es Line, ya que proporciona imagen de perfil, nombre en la aplicación, dirección de correo electrónico, número de teléfono, entre otros. Además, si la persona usuaria no activó el cifrado extremo a extremo y se utiliza una orden judicial válida, podrían incluso obtener hasta siete días de texto de chats.

Sobre iMessage y WhatsApp, ambas aplicaciones proporcionan contenido limitado de los mensajes a las autoridades, sin embargo, es posible obtener mucha más información a través de acciones legales. Por ejemplo, a través de una orden judicial, las autoridades podrían obtener el respaldo en iCloud del dispositivo, además de mensajes si también se incluyeron en la nube.

En el caso de WhatsApp, una orden judicial permite a las autoridades tener acceso a la agenda de contactos de la persona usuaria e identificar a quienes también la tienen registrada en la aplicación. A través de otros métodos, también pueden obtener las fuentes y destinos de los mensajes; y si la persona utiliza un iPhone con respaldo de iCloud, puede incluir el contenido de los mensajes en la app.

Las revelaciones del documento coinciden con información sobre las presiones que vivió Apple por parte del FBI para no implementar un cifrado extremo a extremo para que las y los usuarios de iPhone puedan cifrar sus respaldo en iCloud.

Aunque las autoridades no puedan acceder al contenido de los mensajes en aplicaciones como Signal, Telegram, Threema, Viber, WeChat y Wickr, algunas de estas entregan ciertos datos asociados a su uso a través de acciones legales.

El servicio de mensajería cifrada Signal destaca por ser la que menor cantidad de información otorgaría a las autoridades, incluso a través de otros recursos legales, ya que solo revela “hora y fecha de registro de usuario” y “última fecha de conexión al servicio”.


Imagen de Federal Bureau of Investigation