Las autoridades policiales de Suiza obligaron a ProtonMail, un popular servicio de correo electrónico cifrado, a entregar información (dirección IP) para la identificación de un activista francés que se opone a procesos de gentrificación.

Adicionalmente, las autoridades suizas habrían obligado al servicio a retrasar la notificación a la persona propietaria de la cuenta, de que se solicitaba su información privada como parte de un procedimiento criminal, proceso que duró alrededor de 8 meses, de acuerdo con el sitio TechCrunch.

En este caso, la policía de Suiza actuó tras una petición a Europol realizada por las autoridades francesas, que ordenaban a la compañía entregar la dirección IP de una persona usuaria. El correo de ProtonMail había sido utilizado por un grupo de activistas que se opone a la gentrificación de París y que había ocupado un puñado de espacios comerciales y departamentos cerca de la Plaza Santa Marta.

De acuerdo con Andy Yen, fundador y presidente del servicio, la compañía debe acatar las leyes suizas y las peticiones de autoridades; sin embargo, también disputa en tribunales las peticiones que considera ilegales.

El número de peticiones del gobierno suizo ha crecido de forma alarmante en los últimos años, ya que en 2017 fueron solamente 13, pero en 2020 se incrementaron a más de 3 mil 500. En 2020, ProtonMail también disputó 750 de las peticiones de información que recibió.

La compañía señala que solamente en casos “extremos” en que se le obliga legalmente puede monitorear las direcciones IP que son utilizadas para acceder a ciertas cuentas de ProtonMail que se relacionan con actividades criminales, pero debido a que su correo es cifrado extremo a extremo, no puede acceder bajo ninguna circunstancia al contenido de los mensajes.

Las empresas que ofrecen servicios cifrados suelen recibir fuertes presiones legales por parte de las autoridades investigadoras para proporcionar información o crear puertas traseras. En 2021, por ejemplo, el servicio de mensajería Signal rechazó una petición del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos, argumentando que no podía cumplir con la solicitud porque no almacena datos relacionados con sus usuarios.


Imagen de free.arinco.org