La ex Secretaria General de la Policía Federal, Frida Martínez Zamora, desvió 65 millones de dólares destinados a contratar en 2015 un sistema de información de inteligencia a la empresa paraestatal de Israel, Rafael Advanced Defense Systems (RADS), reveló el periódico Reforma.

“Se trata de los sistemas Wisdom Stone, ImiLite y RecceLite que permiten obtener y analizar volúmenes masivos de datos, imágenes y videos georreferenciados para generar inteligencia accionable, incluido un módulo de reconocimiento táctico instalado en un avión que se coordina con vehículos especiales en tierra”, informó el diario.

La PF pagó 65.5 millones de dólares por la plataforma de inteligencia, de un total de 133.9 millones. Sin embargo, el sistema no es utilizado, ya que según un reporte de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), la PF no hizo un análisis previo de sus necesidades ni confirmó la viabilidad del contrato con RADS.

La ASF también identificó siete facturas que fueron hechas por bienes y servicios que no cumplen con lo contratado, por lo que calculó un daño al erario en 807 millones de pesos.

En total, a Frida Martínez Zamora —quien se encuentra prófuga— se le acusa del desvío de mil 764 millones de pesos, todos pertenecientes a la partida de Gastos de Seguridad Pública y Nacional, la cual ha sido vinculada a otros desvíos de recursos y corrupción.

Por ejemplo, en 2013, esta partida presupuestaria fue utilizada por la Procuraduría General de la República, a cargo de Jesús Murillo Karam, para adquirir siete drones de uso militar a la empresa Balam Seguridad Privada S.A. de C.V., cuya filial Grupo TechBull le vendió el malware Pegasus.

Además, una investigación periodística reveló que en 2018, 1 de cada 4 dólares gastados por la PF de esta partida terminaron en pagos a empresas fantasma.


Imagen de Presidencia de la República Mexicana (CC BY 2.0)