El cartel de Madres paralelas, la nueva película del cineasta español Pedro Almodóvar, fue retirado indebidamente de Instagram por su filtro automático de contenido. El afiche, que muestra un pezón de mujer con una gota de leche materna que simula a un ojo llorando, fue censurado por presuntamente contravenir las normas comunitarias de la plataforma.

Al percatarse del error, Instagram revirtió la decisión de censurar el cartel. En un comunicado, Facebook ─propietaria de la red social─ se disculpó por quitar la imagen debido a sus políticas contra la desnudez, reconociendo que existen excepciones para permitir la publicación de contenidos, como su contexto artístico.

La decisión de Facebook se dio después de que miles de personas publicaran el cartel en protesta por la determinación de la red social; además, el diseñador del cartel, Javier Jaén, publicó en su momento que la plataforma debería avergonzarse por ese acto de censura.

Aunque no queda claro si hubo una revisión humana en el proceso de retirada del cartel, Instagram ha enfrentado casos similares con anterioridad, debido a que sus filtros automatizados tratan de manera distinta los pezones masculinos y femeninos.

En febrero de 2021, el Consejo Asesor de Facebook emitió una recomendación a la red social para restaurar una imagen de Instagram que mostraba senos de mujeres con el objetivo de concientizar sobre el cáncer de mama.

La recomendación hacía un énfasis en la necesidad de revisiones humanas a estos casos, debido a que la automatización, que no puede diferenciar contextos, puede tener efectos en los derechos humanos.

“[…] utilizar automatización poco precisa para aplicar estas reglas afecta desproporcionadamente el derecho a la libertad de expresión de las mujeres. La aplicación que solo depende de la automatización sin una adecuada supervisión humana también interfiere con la libertad de expresión”, concluyó el Consejo.


Imagen de Rubén Ortega (CC BY-SA 4.0)