El ejercicio de los derechos humanos en el entorno digital en México sigue en situación de emergencia, con ataques a personas defensoras de derechos humanos y periodistas desde el gobierno, impunidad ante el uso ilegal de herramientas de vigilancia y el avance de políticas que ponen en el centro la recolección de datos biométricos de forma masiva.

Durante su participación en el conversatorio: “Mexico’s emergency session: digital rights at risk“, realizado en la décima edición de la conferencia de derechos digitales RightsCon, el director de R3D:Red en Defensa de los Derechos Digitales, Luis Fernando García, señaló algunos de los retos que enfrentan estos derechos en México, e hizo hincapié en la impunidad que prevalece sobre el caso #GobiernoEspía, a más de dos años de la entrada de la nueva administración federal.

Además, García Muñoz señaló los peligros de dos políticas centradas en el uso de datos biométricos, el ya aprobado Padrón Nacional de Usuarios de Telefonía Móvil, y la iniciativa en ciernes de la cédula de identidad biométrica, que se volvería un requisito para acceder a servicios públicos y por lo tanto una herramienta de exclusión.

Asimismo, el relator especial para la libertad de expresión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Pedro Vaca, se dijo preocupado por la estigmatización y criminalización de la protesta que se ha hecho desde el gobierno de México, especialmente las conferencias matutinas del presidente.

Sobre el clima de violencia que se vive en redes sociales, especialmente para mujeres periodistas y defensoras de derechos humanos, advirtió Gabriela Gorjón de ONU México.

Jean-Pierre Bou, jefe adjunto de la Delegación de la Unión Europea en México, también llamó la atención sobre las preocupaciones en torno a la vigilancia de las personas defensoras de derechos humanos y la situación de periodistas y la libertad de expresión en el país.

Martha Tudón de Artículo 19 declaró que el clima de hostilidad contra periodistas, de parte del gobierno, lleva a que oficiales públicos declaren incluso contra quienes defienden el ejercicio periodístico que les cuestiona.

Finalmente, Luis Fernando García advirtió sobre el impacto que tienen las declaraciones del presidente para personas defensoras, ya que aunque para algunos pueda parecer trivial, esto es interpretado por otras personas como un permiso para “literalmente matarlos”.


Imagen de Marte Merlos (CC BY-NC-ND 2.0)