Los lineamientos para proteger la neutralidad de la red en México que tiene que emitir el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), a más tardar el 30 de junio próximo, deben tener un enfoque basado en género y el respeto a los derechos humanos, recomendaron los representantes de UNICEF y la Oficina en México del Alto Comisionado de los Derechos Humanos de la ONU al Instituto en 2020.

De acuerdo con una carta dirigida al Comisionado Presidente del IFT, los representantes señalaron la importancia de analizar la forma en que los lineamientos podrían afectar los derechos humanos de manera diferenciada para grupos vulnerables, como mujeres, niñas y niños, para favorecer su acceso a las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) o generar mayores barreras.

Por esta razón, los representantes solicitaron al Instituto tomar en cuenta las recomendaciones emitida en el informe 2017 por el Alto Comisionado: “Promoción, protección y disfrute de los derechos humanos en Internet: medios de cerrar la brecha digital entre los géneros desde una perspectiva de derechos humanos”.

En este informe se destaca que los derechos humanos deben ser la base para cerrar la brecha digital entre los géneros, especialmente con el principio de igualdad en el centro, pero además, la inclusión, la participación, la no discriminación, entre otros, para orientar las medidas en torno al acceso, la utilización y uso indebido de las TIC.

Además, se señalan como obligaciones de los Estados y las empresas asegurarse que el desarrollo y despliegue de las TIC sean guiados y regulados por los derechos humanos y principios de igualdad de género, asimismo, el tratamiento y uso de estas tecnologías debe enmarcarse en el respeto de los derechos de las personas en línea.

Entre las recomendaciones se pide a los Estados aplicar un enfoque integral sobre el suministro y ampliación de acceso a las TIC, con especial atención a las consideraciones de de género, acceso, asequibilidad y participación de todas las mujeres, el cual debe elaborarse en consulta con todos los sectores sociales, pero en especial con las organizaciones de mujeres.

Finalmente, Naciones Unidas indica a los estados y sus órganos tomadores de decisiones y políticas públicas garantizar un acceso equitativo a la información y los servicios públicos en línea, tomando en cuenta la diversidad de las personas que las usan y para qué las usan; especialmente, “se debe dar acceso público a los servicios de TIC dirigidos a mujeres y mejorar el contenido pertinente y local en línea”.


Imagen de Secretaría de Cultura Ciudad de México (CC BY 2.0)