Las principales productoras de Hollywood y la industria de la música de Estados Unidos están utilizando su poder económico para presionar en contra de la propuesta para contar con una suspensión temporal de patentes para vacunas ante la Organización Mundial de Comercio.

The Intercept publicó recientemente que Motion Picture Association (MPA), Universal Music, Association of American Publishers y Recording Industry Association of America (RIAA), cuatro importantes asociaciones y una compañía, han desplegado cabilderos al Congreso de Estados Unidos y la Casa Blanca para detener la propuesta liderada por los gobierno de India y Sudáfrica, pero que recientemente fue apoyada de manera abierta por el gobierno de Biden.

En respuesta a petición de comentario sobre las acciones de cabildeo, RIAA señaló al medio que aunque apoyan los esfuerzos globales para combatir la pandemia, incluyendo aquellos destinados a llevar las vacunas a poblaciones que no las han recibido, “la propuesta de suspensión habría sido extendida a áreas completamente diferentes que no tienen nada que ver con el combate global contra el COVID-19 – como el derecho de autor en trabajo creativo”.

Sin embargo, la propuesta señalaba claramente que ésta no aplicaría a la protección de Artistas, Productores de Fonogramas (Grabaciones de Sonido) y Organizaciones de Radiodifusión bajo el Artículo 14 del Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio. Asimismo, el representante de RIAA no supo explicar a The Intercept a qué lenguaje provocaría la suspensión de las patentes musicales y de las productoras.

Quienes abogan por la suspensión temporal de patentes, consideran que esto será necesario para una verdadera respuesta global contra la pandemia, por lo que la propuesta no solo se centra en vacunas, sino en partes de ventiladores y otros productos médicos cruciales para proteger la salud.

“La MPA, las industrias musicales resisten de forma realmente agresiva cualquier tipo de política de derecho de autor que se incline hacia el acceso”, aseguró Sean Flynn, director del programa de justicia de la información y propiedad intelectual del Colegio Universitario Americano de Leyes.

Imagen de A.Currell (CC BY-NC 2.0)