Organizaciones de personas migrantes en California, EE.UU., interpusieron una demanda en contra de la compañía Clearview AI para evitar que este software continúe siendo utilizado en este estado por agencias federales y estatales.

Las demandantes ─Mijente, NorCal Resist Fund y cuatro activistas─ consideran que el uso de la tecnología de Clearview AI va en contra de la prohibición que establecieron varios condados del estado en años recientes contra el uso de la tecnología de reconocimiento facial, informó CNN.

Además, la demanda señala que la base de datos de la compañía viola de manera amplia el derecho a la privacidad de las personas en California y que el uso de esta tecnología lastima más a comunidades no blancas y a personas migrantes.

Por esta razón, las demandantes piden que se impida a Clearview AI “adquirir, almacenar y vender ilegalmente sus retratos y los retratos de millones de personas en California, en su búsqueda de crear un estado de cibervigilancia”, de acuerdo con el sitio Law Street.

Para las organizaciones la tecnología de que utiliza la compañía es un paso gigantesco hacia un estado de vigilancia masiva en que los movimientos de las personas son rastreados desde el momento en que salen de sus hogares.

“La habilidad de controlar sus retratos e identificadores biométricos ─y continuar participando en discurso político crítico de la policía y las políticas migratorias, libres de la amenaza de vigilancia clandestina e invasiva─ es vital para las demandantes, sus integrantes y sus misiones”, señala la demanda.

Aunque Clearview alega que su actividad es completamente legal, la compañía ha estado en el ojo del huracán mediático desde que el año pasado, cuando se descubrió que diversas agencias de seguridad estadounidenses (como la Fuerza Aérea, fiscalías y policías) y empresas privadas (Walmart y la Asociación Nacional de Baloncesto) lo habían contratado.

Recientemente, la tecnología de la empresa fue declarada como ilegal en Canadá, donde se le exigió remover los rostros de canadienses de su base de datos.


Imagen de Jonathan McIntosh (CC BY 2.5)