El Servicio de Control de Inmigración y Aduanas de Estados Unidos (ICE, por sus siglas en inglés) contrató a la compañía Clearview AI, conocida por un programa que roba fotos de Internet para construir perfiles faciales de personas, como apoyo a su misión en la oficina de Dallas, Texas, informó The Verge.

La agencia estadounidense ha sido fuertemente criticada por prácticas violatorias a los derechos humanos como la separación de familias de personas migrantes. ICE es conocida por utilizar tecnología de reconocimiento facial y por suscribir contratos con empresas que desarrollan tecnología de este tipo, como Amazon, que también ha admitido haberle ofrecido su programa Rekognition.

La empresa Clearview ha estado en el ojo del huracán mediático en meses recientes tras descubrirse que ofreció sus servicios a agencias gubernamentales y empresas privadas. su tecnología es identificar a una persona con una fotografía y nombrarla gracias a una base de más de 3 mil millones de imágenes que ha filtrado de redes sociales, incluso en contra de las reglas mismas de las plataformas.

Algunas de las instituciones que contrataron los servicios de Clearview son la Fuerza Aérea, la Administración para el Control de Drogas (DEA), el Servicio Secreto y múltiples departamentos de policía, secretarías estatales y fiscalías de este país. Sin embargo, se sabe que empresas privadas tan variadas como la Asociación Nacional de Baloncesto (NBA), Walmart y Bank of America también habían contratado o utilizado esta tecnología.

Después de darse a conocer esa información, la empresa aseguró públicamente que solo mantendría contratos con clientes gubernamentales, categoría en la que podría entrar el nuevo contrato con ICE. En respuesta a la publicación de The Verge, el presidente de la compañía aclaró en un correo que el contrato de Clearview es con el Departamento de Seguridad Interior, del que depende ICE, para trabajar con la Unidad de Explotación Infantil.

A raíz del escándalo de Clearview, investigadores de la Universidad de Chicago han desarrollado un programa para alterar imágenes y evitar que los sistemas de reconocimiento facial –como el que comercializa la empresa– puedan identificar adecuadamente a las personas retratadas.


Imagen de U.S. Immigration and Customs Enforcement