México se mantuvo como un país en que el Internet es parcialmente libre en la calificación de Freedom on the Net 2019, respecto a 2018, de la organización Freedom House, especialmente debido a un ambiente en que persisten “tácticas de manipulación en línea, altos niveles de violencia digital contra periodistas y investigaciones en curso alrededor de prácticas abusivas de vigilancia”.

La calificación de México se mantuvo debido a rubros como la conectividad y acceso a Internet. De acuerdo con la organización hubo un incremento en la penetración de servicio en áreas no atendidas anteriormente y el nuevo gobierno ha puesto el foco en éstas a través de su programa de Internet “Internet para todos”.

Sin embargo, durante la campaña y el primer año de gobierno del presidente López Obrador, cuentas falsas y cuentas dedicadas al hostigamiento y acoso en línea se han dedicado a esparcir desinformación y propaganda para beneficiar a algunos candidatos, primero durante las elecciones presidenciales, y luego al nuevo gobierno a través de ataques a la prensa u opositores.

Además, persiste la impunidad en torno a la investigación del caso Gobierno Espía y el abuso de herramientas intrusivas de vigilancia contra periodistas, activistas y personas defensoras de derechos humanos a más de 2 años de su revelaciones, como señala Freedom House, apenas en febrero de 2019 la Fiscalía General de la República (FGR) hizo parcialmente públicos los contratos del malware Pegasus para 2016.

A nivel global, la organización alerta que este es el noveno año consecutivo con un deterioro de la libertad de expresión en línea, 33 de 65 países perdieron calificación en su índice, entre estos los peores son Sudán, Kazajstán, Brasil, Bangladesh y Zimbabue. Mientras que solo 16 países tuvieron mejorías, siendo el mejor de todos Etiopía.

La violencia contra periodistas persiste en Internet, en 47 de los 65 países hubo detenciones de usuarios por expresar sus opiniones y 31 países tuvieron reportes de violencia física; además en 20 países hubo bloqueos de aplicaciones y en 17 países también de servicios de telecomunicaciones, durante protestas o elecciones.

Para conocer más sobre el estudio a nivel global y la calificación de México puedes revisar el reporte completo aquí.


Imagen Freedom House