Durante la conferencia matutina del 6 de noviembre, el presidente Andrés Manuel López Obrador fue cuestionado acerca de la revelación de nuevos casos de espionaje con el malware Pegasus en México. El mandatario respondió que en su administración “no estamos metidos en eso; aquí se decidió que no se iba a perseguir a nadie”.

En su intervención, Luis Fernando García, director ejecutivo de R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales, recordó que el malware Pegasus fue utilizado en el gobierno anterior en contra de personas periodistas y derechos humanos; y que la semana pasada, la empresa WhatsApp reveló la existencia de más de 1,400 ataques con Pegasus a través de su plataforma, varios de estos, en México entre los meses de abril y mayo de 2019, durante la administración actual.

García preguntó al presidente si podía confirmar si su gobierno seguía utilizando Pegasus, y en caso afirmativo, informar qué dependencia lo operan, desde cuándo y qué medidas se toman para que dichas herramientas no sean abusadas. El director de R3D también cuestionó al mandatario si considera necesario que, en caso de que confirmara que su gobierno no usa este malware, se abra una investigación para determinar quién está operando este software espía en México.

López Obrador afirmó que en su administración no se han comprado “equipos para escuchas”, en parte por la corrupción que significaba la adquisición de dichas tecnologías “a precios elevadísimos a empresas extranjeras”, y responsabilizó a “la política conservadora” acerca de las prácticas de espionaje, persecuciones y desapariciones en sexenios anteriores. También indicó que su gobierno investigará y que informará al respecto cuando existan avances.

Finalmente, García preguntó si el gobierno federal tenía aún la voluntad de hacer saber a las víctimas de espionaje de administraciones anteriores acerca de qué información fue recabada sobre ellas, a lo que López Obrador reiteró que esas prácticas son asunto del pasado y que continuará promoviendo la transparencia y protección para las personas afectadas.