Los países donde se aplican planes con zero rating tienen precios de datos móviles más altos que aquellos donde no, concluyó un estudio multianual realizado en los 30 integrantes de la Unión Europea por la organización Epicenter.works.

El zero rating es una práctica en la que los proveedores de servicio de Internet móvil (ISP) exentan del cobro de datos a ciertas aplicaciones, contenidos o servicios. Esta medida ha sido largamente criticada por atentar contra el principio de la neutralidad de la red, así como incentivar que las empresas de telecomunicaciones mantengan precios elevados en los planes de datos.

Este estudio encontró que los países que no permitieron prácticas de zero rating tuvieron una caída en los precios de los datos móviles después de un año, mientras que en los países donde se permiten estas prácticas, los precios incrementaron consistentemente. Esto sucede porque las compañías incrementan los precios de otros productos para hacer aún más atractivas a las aplicaciones o servicios con zero rating, explica Electronic Frontier Foundation en su blog.

Simultáneamente, las prácticas de zero rating fomentan una fragmentación de Internet, ya que solo las grandes empresas de Internet puedan participar de este tipo de planes “gratuitos”. Asimismo, el zero rating impacta en la calidad de la experiencia de navegación de los usuarios, afectando a aquellos que tienen menores ingresos, ya que dependen más de los servicios y aplicaciones exentas de pago.


Imagen de Jim Makos (CC BY-ND 2.0)