Desconfianza en medios tradicionales influye en la difusión de la desinformación en línea, señala estudio de BBC

Por: R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales  - 14 noviembre, 2018

De acuerdo con un estudio de la BBC, conducido en India, Kenia y Nigeria, la desconfianza que existe en los medios convencionales impulsa a las personas a compartir desinformación de fuentes alternativas, en un intento por “difundir la historia real”.

Los participantes en el estudio permitieron que los investigadores tuvieran acceso a sus teléfonos por un periodo de siete días. El estudio halló que las personas hicieron muy poco esfuerzo para verificar la fuente original de los mensajes con información falsa aunque, paradójicamente, los involucrados se mostraron sumamente confiados en su capacidad para detectar noticias falsas.

En lugar de indagar de dónde salió la información, los participantes del estudio consideraron otros aspectos para calificar la noticia como legítima, como el número de comentarios en un post de Facebook, el tipo de imágenes que incluye, o incluso, tomando como confiables (sin verificar) los mensajes de amigos y familiares en WhatsApp.

Estos resultados coinciden con lo expuesto por Luis Fernando García, director ejecutivo de R3D, en un foro sobre desinformación en el contexto electoral, celebrado en marzo de 2018. “Lo único que pasó con las tecnologías digitales es que se democratizaron las noticias falsas”, mencionó, al indicar que este es un problema “viejo”, propiciado por la crisis de credibilidad de los medios tradicionales, como la televisión y los periódicos.

Otro hallazgo significativo del estudio de la BBC fue que en la India existe una fuerte relación entre los contenidos nacionalistas y la desinformación, ya que a las personas de dicho país les parece más importante resaltar el fervor nacionalista que la solidez de las fuentes informativas. Esta situación es similar a lo ocurrido en Brasil, donde el presidente Jair Bolsonaro empleó campañas de desinformación de este tipo en WhatsApp como parte de su campaña electoral.

En México, el proyecto Rompe la Cadena estudió el fenómeno de la desinformación en WhatsApp durante las campañas electorales de 2018. En este estudio se identificaron características comunes en los mensajes como el uso de la primera persona de una supuesta funcionaria o trabajadora cercana a las autoridades; el uso de un referente real, pero sacado de contexto; y en su mayoría, ataques dirigidos en contra del entonces candidato Andrés Manuel López Obrador.


Imagen original de Frederick Burr Opper: A man with “fake news” rushing to the printing press.

Los Comentarios están cerrados.