El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, no podrá bloquear a otros usuarios de Twitter por ser contrario a la Primera Enmienda, que protege la libertad de expresión y de asociación en los Estados Unidos, de acuerdo con un fallo de la jueza federal de Nueva York, Naomi Buchwald.

Buchwald concluyó que al no permitir que los usuarios de Twitter pudieran ver sus tuits o interactuar con ellos, dando retuit o respondiendo a ellos, Trump, en su papel como funcionario de gobierno, estaba restringiendo un “foro público”, que debe estar disponible para cualquier participante, sin importar su punto de vista, como explica Ars Technica sobre la decisión de la jueza.

“El gobierno no crea un foro público por falta de acción o al permitir discursos limitados, sino solamente cuando abre de forma intencional un foro no tradicional al discurso público”, se lee en la sentencia de Buchwald, citada por Ars Technica.

La jueza determinó que las interacciones alrededor de cada tuit de Trump constituían ese “foro público” y cualquiera que no sea bloqueado por Trump puede participar en ese espacio al responder o dar retuit a las publicaciones del presidente de EE.UU..

El año pasado, otro juez federal falló de forma similar en contra de un político del estado de Virginia que bloqueó a un ciudadano crítico para evitar que comentará en su página de Facebook.


Imagen original de torbakhopper: your new pussy-grabbing president-elect is a “TWITTER ditch” — looks like we’ve made it! : scott richard