El programa de entrega de tabletas electrónicas impulsado por la administración de Enrique Peña Nieto falló en mejorar el aprendizaje y en cerrar la brecha digital para de cientos de miles de niños de quinto de primaria, de acuerdo con la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

Durante 2015, el gobierno del presidente gastó 2 mil 346 millones de pesos en el programa sin explicar por qué solo se destinó a alumnos de quinto de primaria; a ciertos estados y escuelas y sin establecer objetivos, ni parámetros para evaluar el impacto de la estrategia en la educación, informa Animal Político, citando a la ASF.

Uno de las principales problemas que enfrentó el programa fue que el gobierno no se aseguró que todas las escuelas beneficiadas contaran con servicio de luz o Internet.

“De las 30,632 escuelas en las que se entregaron tabletas electrónicas a los alumnos de quinto grado, el 43.8% (13,428) contó con el servicio de internet; en el 2.1% (642) no se dispuso de información sobre la disponibilidad de este servicio, y en el 54.1% (16,562) no se contó con dicho servicio para garantizar la conectividad de las tabletas”, cita Animal Político.

El programa entregó 988 mil 489 tabletas a alumnos, profesores, directivos y supervisores de los estados: Colima, Estado de México, Puebla, Sonora, Tabasco, Distrito Federal, Nayarit, Durango, Sinaloa, Tlaxcala, Quintana Roo, Zacatecas, Yucatán, Hidalgo y Chihuahua.

Debido a estos factores, la ASF no puede asegurar que las tabletas fueron utilizadas como herramientas del proceso de aprendizaje.

“[…] Por lo que no es posible asegurar que los dispositivos operaron como se tenía previsto, lo que impide conocer los efectos del programa en favorecimiento del aprendizaje de los alumnos de quinto grado de primarias públicas beneficiados”, concluye la Auditoría.


Imagen: Captura de pantalla de AndroidMX