La Electronic Frontier Foundation (EFF) presentó una demanda en los Estados Unidos contra la Sección 1201 de la Ley de Derechos de Autor del Milenio Digital (DMCA), en la que se encuentran contenidas las provisiones sobre la Gestión de Derechos Digitales (DRM), también conocido como Gestión de Restricciones Digitales.

La DRM son tecnologías de acceso controlado o acuerdos de licencia restrictivos que buscan evitar el uso, modificación o distribución de trabajo que está protegido por derechos de propiedad intelectual.

Desde su creación, esta provisión de la DMCA ha restringido la forma en que los usuarios disfrutan y utilizan productos; también se ha convertido en una medida disuasoria contra investigadores de seguridad informática, quienes buscan encontrar fallas en los productos que las empresas lanzan al mercado.

Como hemos descrito antes, las restricciones legales para modificar software y hardware han provocado situaciones absurdas, como evitar que los granjeros puedan reparar su propia maquinaria. Actualmente, las penas por violar esta sección de la DMCA son de cinco años en prisión y 500 mil dólares, por primera ofensa, en los EE.UU., aunque medidas similares han sido adoptadas por la gran mayoría de los países industrializados del mundo.

En la demanda, EFF representará a dos clientes, el hacker de hardware Andrew Huang, quien desarrolló el sistema NeTV que permite cubrir señales digitales de video protegidas por DRM; y al investigador en seguridad Matthew Green, cuyo campo de investigación comprende firewalls industriales y cajas de seguridad de la industria financiera “black boxes”, que manejan una gran cantidad de información criptográfica de transacciones.

Tanto Huang como Green han publicado cartas expresando sus razones para participar en este importante proceso legal.

La importancia de la demanda presentada por EFF radica también en las repercusiones que podría tener para este tipo de provisiones legales fuera de EE.UU: ya que afectar a las medidas estadounidenses tendría repercusiones en las disposiciones a nivel internacional, como explica Cori Doctorow en un artículo publicado al respecto en Boing Boing.

Este tipo de medidas también están contenidas en el Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP), por lo que si se ratifica el acuerdo naciones como México tendrían que adoptarlas.


Imagen original de Karen Rustad: Gavin protests