Granjeros, defensores de derechos civiles y legisladores estadounidenses se están preparando para lanzar leyes que permitan a los propietarios de tractores reparar su maquinaria de forma independiente.

Actualmente, los tractores son máquinas sofisticadas con GPS, navegadores y sensores que les permiten procesar mejor las cosechas, pero que al mismo tiempo, dependen de computadoras y software. Esto ha hecho que sean tratados de la misma forma que otros dispositivos, como consolas de videojuegos, computadoras y teléfonos móviles, y que estén sujetos a la Ley de Derechos de Autor del Milenio Digital (DMCA).

Como hemos descrito con anterioridad, la DMCA limita los usos, propósitos y modificaciones o reparaciones que queramos hacer a nuestros dispositivos, por considerarlos como una violación a la propiedad intelectual del fabricante.

Los granjeros sufren las mismas circunstancias, pero con maquinaria que es vital y parte integral de su forma de vida. En 2015, John Deere, el fabricante más grande de tractores del mundo, envió una carta a la Oficina de Derecho de Autor de los Estados Unidos, en respuesta a una investigación sobre las medidas que previenen la evasión de candados para software o hardware contenidas en la DMCA.

La empresa aseguró que quienes compraran sus tractores no eran dueños de estos, sino que obtenían una licencia implícita para operar el vehículo durante su vida útil. La postura de John Deere ha molestado a los granjeros quienes aseguran pierden tiempo de forma innecesaria por las políticas de la empresa.

“Quiero que sea mi decisión. No quiero hacer dos viajes al departamento de servicio; uno para diagnóstico y otro para reparación”, aseguró a Capital Press, Mick Minchow, un granjero estadounidense. Según el medio especializado Modern Farmer, las empresas que fabrican los tractores han ejercido una fuerte presión para evitar que granjeros e impulsores de las leyes por el derecho a reparar logren pasar las leyes en los congresos locales.

Este es otro ejemplo de la forma en que funciona la Gestión de Restricciones Digitales (DRM) y que afectan a los usuarios de estos productos finales, quienes terminan siendo dueños “a medias” de los dispositivos que compraron.

En primavera, una propuesta conocida como la Ley de Reparación Justa de Nebraska (LB1072) falló en obtener el apoyo necesario en el congreso estatal; pero ahora este estado –además de Massachusetts, Minnesota y Nueva York– parecen estar listos para legislar en este sentido, de acuerdo con el medio estadounidense Capital Press.

Los impulsores de la Ley de Reparación Justa de Nebraska, la cual es respaldada por Electronic Frontier Foundation, iFixit y repair.org, crearon un sitio donde puedes revisar sus propuestas para obtener el derecho a reparar.


Imagen original de Matthew Baron: Tractor