El régimen talibán utiliza sistemas biométricos impulsados por el Banco Mundial para perseguir opositores

Mar 30, 2022 | Privacidad

Las preocupaciones en torno a los sistemas de reconocimiento y bases de datos biométricos que se crearon en Afganistán previo al regreso del Talibán al poder parecen confirmarse con el paso de los meses, de acuerdo con una investigación de la organización Human Rights Watch.

Estos sistemas digitales de identidad fueron impulsados durante años por gobiernos extranjeros como el de Estados Unidos e incluso organismos internacionales como Naciones Unidas y el Banco Mundial, pero tras la llegada del Talibán se han convertido en mecanismos que facilitan la represión.

Los sistemas contienen datos biométricos como iris, huellas dactilares, fotografías, ocupaciones, direcciones de domicilio y nombres de parientes, toda esta información puede y ha sido utilizada para perseguir a quienes los talibanes consideran opositores por su asociación pasada con gobiernos anteriores, particularmente integrantes de fuerzas de seguridad, jueces, fiscales y civiles, periodistas, personas defensoras de derechos humanos y activistas por los derechos de las mujeres y de la comunidad LGBT.

Por ejemplo, en agosto de 2021, un comandante talibán aseguró a un sitio de noticias estadounidense que su unidad estaba utilizando escáneres de mano estadounidenses para acceder al sistema de datos biométricos del Ministerio del Interior y juntar información sobre periodistas y personas defensoras de derechos humanos.

Otro caso es el de una jueza de la Corte Suprema del país —institución que tenía un sistema de nómina con una gran cantidad de información personal, incluyendo datos biométricos, que pudo ser financiada gracias a la Unión Europea—, tras tomar control del país, los talibanes irrumpieron en su casa e incluso la buscaron en el domicilio de su madre: “Ella ni siquiera vive con mi padre. Esos detalles solo estaban en el sistema de la Corte Suprema”, aseguró a HRW.

La organización pidió a las instituciones y organismos involucrados en la creación de estos sistemas masivos de datos personales y biométricos que hagan pública la información que potencialmente ha sido obtenida por el Talibán; su arquitectura; los análisis de impacto en los derechos humanos y protección de datos llevados a cabo antes y durante el ciclo de vida de estos sistemas; y los pasos que han tomado para informar a las personas de lo que pudo pasarle a sus datos.

La gravísima situación en Afganistán es muestra de los riesgos que implica la implementación de tecnologías de información biométrica y la creación de bases de datos masivas digitales, como podría ser la Cédula Única de Identidad Digital, además, agravados en el contexto de gobiernos con muy pocas capacidades para resguardarlos de actores maliciosos, con los que podrían incluso estar en connivencia por la corrupción, como es el caso de México.


Imagen (CC BY) Gibrán Aquino

Publicaciones relacionadas

Organizaciones presentan Protocolo Modelo contra acoso y hostigamiento sexual y laboral

Organizaciones presentan Protocolo Modelo contra acoso y hostigamiento sexual y laboral

El Protocolo Modelo de Prevención y Actuación en Casos de Discriminación, Acoso y Hostigamiento Sexual y Laboral (Protocolo Modelo) en Organizaciones de la Sociedad Civil es resultado del trabajo de un año entre ocho instituciones (Fundar, Artículo 19, la Red en Defensa de los Derechos Digitales, Ambulante, Serapaz, Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, Equis Justicia para las Mujeres y Fondo Semillas) que se articularon para crear de “manera participativa y colectiva” para todo el sector.

¿Ciberseguridad para quién?: R3D cuestiona ausencia de sociedad civil en discusión sobre Ley de Ciberseguridad

¿Ciberseguridad para quién?: R3D cuestiona ausencia de sociedad civil en discusión sobre Ley de Ciberseguridad

“El proceso de elaboración de una ley de ciberseguridad no ha contemplado la participación equitativa de todos los actores”, señaló Grecia Macías, abogada de R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales, durante la sesión de Parlamento Abierto convocada el lunes 31 de octubre por la Comisión de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Cámara de Diputados.