La Oficina del Comisionado de Información de Reino Unido (ICO, por sus siglas en inglés) anunció que emitirá una multa provisional de 17 millones de libras a Clearview AI debido al uso y tratamiento de información privada de la ciudadanía de este país, informó la cadena británica BBC.

De acuerdo con la Comisionada, Elizabeth Denham, la base de datos de la compañía probablemente incluye un número sustancial de personas del Reino Unido, cuya información fue recolectada sin su consentimiento, por lo que pidió que deje de procesarla y la borre.

El análisis preliminar de ICO considera que la compañía violó la legislación de protección de datos del Reino Unido, al “fallar en procesar la información de ciudadanos del Reino Unido de manera justa”; “fallar en tener un proceso para evitar la retención de datos de manera indefinida”; “fallar en tener una razón legal para recolectar la información” y “fallar en informar a las personas en Reino Unido que eso estaba sucediéndole a sus datos”.

“La legislación de protección de datos del Reino Unido no previene el uso efectivo de tecnología para combatir el crimen. Pero para disfrutar de confianza pública y seguridad en sus productos, los proveedores de tecnología deben garantizar que las salvaguardas legales para las personas sean cumplidas y respetadas”, explicó Denham.

La Oficina explicó que la decisión es provisional y que cualquier representación de la compañía será cuidadosamente considerada antes de emitir un fallo final a mediados del próximo año.

Clearview AI ha estado en el ojo del huracán mediático desde que se descubrió que diversas agencias de seguridad estadounidenses (como la Fuerza Aérea, fiscalías y policías) y empresas privadas (Walmart y la Asociación Nacional de Baloncesto) lo habían contratado.

Además, en marzo de 2021, organizaciones que defienden los derechos de personas migrantes en California, EE.UU., interpusieron una demanda en contra de la compañía para evitar que este software continúe siendo utilizado en este estado por agencias federales y estatales.


Imagen de Ars Electronica (CC BY-NC-ND 2.0)