Instagram y Facebook están rastreando y recolectando información sobre las actividades que realizan adolescentes menores de 18 años al navegar en línea, alertaron las organizaciones Reset Australia, Global Action Plan y Fairplay en un estudio, informó el diario británico The Guardian.

De acuerdo con la investigación, Meta recopila información directamente desde las pestañas y páginas que visitan las personas menores de 18 años, incluyendo sus términos de búsqueda, a qué botones dan clic, entre otros.

Para ello, Facebook utiliza un sistema llamado el API de conversiones, que consiste en una herramienta de marketing que permite a los anunciantes optimizar la segmentación de audiencias y dar seguimiento a la forma en que una persona interactúa con un sitio web después de haber visto un anuncio en la plataforma,

Anteriormente, la red social utilizó la herramienta píxel de Facebook, que consiste en un código de rastreo de actividad que se ejecuta en el navegador. Sin embargo, con la aparición de bloqueadores de anuncios, Facebook cambió al API de conversiones, que hace lo mismo pero desde el servidor del anunciante.

En julio de 2021, Facebook afirmó que solo permitiría a anunciantes utilizar tres categorías (edad, género y ubicación) para dirigir anuncios a personas jóvenes. Sin embargo, los recientes hallazgos de estas organizaciones muestran que el uso de la API de conversiones sigue monitoreando la actividades de menores de 18 años.

Después de estas revelaciones, un grupo de 44 organizaciones envió una carta abierta pidiendo que terminara con las prácticas de recolección de datos que permiten “publicidad de vigilancia” contra usuarias jóvenes. Asimismo, las firmantes aseguraron que Facebook todavía utiliza la mayoría de la información que recolecta para determinar quiénes son más “vulnerables” a ciertos anuncios.

“Reemplazar ‘publicidad dirigida seleccionada por anunciantes’ por ‘optimización seleccionada por un sistema de inteligencia artificial’ no representa una mejora demostrable para infantes, a pesar de las declaraciones de Facebook en julio.”, cita el diario.

Meta, dueña de ambas redes sociales, negó que la información fuera utilizada por sus sistemas algorítmicos para mostrar anuncios a personas usuarias menores de 18 años y aseguró que la razón por la que esta información aparece en sus herramientas de transparencia es porque las y los adolescentes visitan sitios y apps que usan sus herramientas de negocios.

La compañía no es la primera que se ve sumida en un escándalo por recolectar información de niñas, niños y adolescentes, ya que en 2019, Alphabet (Google) tuvo que pagar 170 millones de dólares al gobierno de Estados Unidos por recolectar información personal sobre infantes sin consentimiento.


Imagen de Pxfuel