Google ha alcanzado un acuerdo de 170 millones de dólares con la Comisión Federal de Competencia de los Estados Unidos (FTC) por alegatos de que YouTube violó leyes federales al recolectar información personal sobre infantes, informó Reuters en una nota.

De acuerdo con la acusación, la plataforma de vídeos más grande del mundo ha rastreado, a través de cookies, la actividad de usuarios de canales definidos como infantiles, sin un consentimiento explícito de los padres. A su vez, YouTube utilizó esa información para dirigir publicidad con valor multimillonario a estos usuarios.

“Google y YouTube monitorearon, rastrearon y enviaron anuncios dirigidos a jóvenes infantes, a sabiendas e ilegalmente, solo para seguir recibiendo los dólares de la publicidad”, aseguró la fiscal general de Nueva York, Letitia James.

En la demanda, el gobierno estadounidense aseguró que YouTube utilizó su popularidad con infantes para acercarse a compañías como Mattel y Hasbro, ya que actualmente YouTube es el líder en audiencia en infantes de 6-11 años entre los canales más populares de TV.

Una vez que se haya concretado el acuerdo, la FTC conducirá un barrido de la plataforma para determinar si aún hay contenidos dirigidos a infantes en que se esté recolectando información personal, por lo que podría tomar acciones contra los creadores de contenido o dueños de canales, explicó a Reuters el director de la Oficina de Protección al Consumidor.

En términos económicos, el pago no representa un golpe significativo a las ganancias de Google, estimadas en cerca de 39 mil millones de dólares al año, y ha recibido críticas de legisladores, fiscales e incluso desde la FTC misma. Los comisionados Rebecca Slaughter y Rohit Chopra consideran insuficiente el acuerdo, ya que no obliga a YouTube a revisar canales que proveen contenido para infantes pero no lo designan de esa forma.

La plataforma anunció en un comunicado que en cuatro meses comenzará a tratar toda la información recolectada de personas que ven contenido infantil como si fueran infantes, por lo que se limitará la recolección y uso de de esta información.


Imagen de Jonas Bengtsson (CC BY 2.0)