El gobierno de Argentina ordenó a WhatsApp la suspensión de la puesta en vigor de las nuevas condiciones del servicio y políticas de privacidad ─las cuales debían iniciar el pasado 15 de mayo─ por posibles violaciones a las leyes de consumidores, protección de datos personales y competencia del país, informó el medio Ámbito.

De acuerdo con la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), la entrada en vigor de las nuevas políticas podría lesionar la competencia y el interés económico general, de forma que violaría la ley de Defensa de la Competencia de este país.

Además, la CNDC informó que investigará el uso que dará Facebook de los datos obtenidos de usuarios de WhatsApp, ya que “presume” podría utilizarse con fines comerciales.

Mediante una medida cautelar, la Comisión ordenó a WhatsApp que por 180 días “o hasta que termine la investigación en curso” se suspenda la entrada en vigor de la política de privacidad. La empresa filial de Facebook será investigada por una presunta “conducta anticompetitiva de abuso por posición dominante”.

Debido a la gran penetración de mercado que tiene WhatsApp en este país, reconoce la Secretaría de Comercio Interior de Argentina, existen pocas posibilidades para que las y los usuarios que no quieran aceptar las nuevas condiciones sustituyan la aplicación, ya que podrían perder “muchos de sus contactos”.

“[…] esto genera una fuerte asimetría en el poder de negociación entre el usuario y WhatsApp, por lo que se verán obligados mayoritariamente a aceptar las nuevas Condiciones del Servicio, habilitando de ese modo a WhatsApp a que recopile datos personales excesivos y comparta la información personal de manera indebida con otras aplicaciones del grupo, tales como Facebook e Instagram”, señaló la Secretaría.

Las nuevas cláusulas están siendo analizadas por las autoridades argentinas, debido a que podrían ser abusivas, colocar en una situación de vulnerabilidad a quienes utilizan el servicio e incumplir con la legislación de Protección de Datos Personales nacional.

“La información que el usuario entrega es extremadamente valiosa para las redes sociales, tanto que esa suscripción gratuita podría ser un acuerdo injusto y hasta ruinoso para el usuario”, concluye la Secretaría de Comercio Interior en su comunicado.

El gobierno del país sudamericano es el segundo en la región que actúa contra las nuevas políticas de WhatsApp. El pasado 7 de mayo, diversas agencias del gobierno brasileño pidieron también que se detenga la aplicación de las nuevas condiciones debido a preocupaciones sobre sus efectos en la privacidad de las y los usuarios, además de la economía y competencia.


Imagen de Microsiervos (CC BY 2.0)