Luis Fernando García, director de R3D: Red en Defensa de los Derechos Digitales, formó parte de la sesión “Moderación de contenidos en Internet y libertad de expresión en las Américas” del 179 Periodo de Sesiones de Audiencias Públicas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Durante su participación, externó que el liderazgo de la Comisión es fundamental para garantizar el ejercicio de la libertad de expresión y otros derechos humanos en la región, ante el poder dominante de algunas empresas en Internet y los intentos estatales de controlar el flujo de información en línea.

García indicó que las narrativas dominantes sobre el tema de la regulación “oscilan entre el control autoritario del Estado sobre el entorno digital y la negación de los impactos y las obligaciones en materia de derechos humanos que poseen las empresas dominantes en Internet”, señaló.

El director de R3D consideró fundamental que en la elaboración de los principios y estándares no se descarten ni diluyan los estándares y principios que ya fueron construidos y consolidados para la protección jurídica de la libertad de expresión desde el sistema interamericano.

García destacó que se debe advertir sobre los riesgos de validar controles estatales de los contenidos en línea, ya que en la región existen muchos ejemplos de cómo normas destinadas a la protección de datos, combatir la desinformación, entre otras, provocaron la eliminación de expresiones críticas, de interés público, inhibieron denuncias o provocaron la pérdida de evidencia sobre graves violaciones a los derechos humanos.

Sobre los actores de Internet, indicó que los esquemas regulatorios deben centrarse especialmente en la moderación que realizan los actores dominantes, priorizando la transparencia y rendición de cuentas; además, se debe reafirmar el principio de no responsabilidad de intermediarios.

García también señaló que la competencia, descentralización, diversidad y pluralidad son fundamentales para el respeto y garantía de los derechos humanos, por lo que se deben contemplar medidas como la interoperabilidad entre plataformas, así como tomar en cuenta el impacto diferenciado de cualquier regulación, para evitar afectar la competencia.

El director de R3D finalizó pidiendo que se reconozca que muchos de los problemas que se enfrentan en la actualidad sobre moderación de contenidos están ligados al modelo de negocio dominante de explotación masiva de datos personales para la venta de publicidad dirigida; y consideró que la CIDH puede jugar un papel relevante para “abordar otras temáticas como la protección de datos personales, la transparencia algorítmica, la neutralidad de la red, entre otras”.


Imagen de Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CC BY 2.0)