El gobierno de China bloqueó la postulación de la Fundación Wikimedia como observadora de la Organización Mundial de Propiedad Intelectual de la ONU (OMPI), la cual se dedica a desarrollar tratados internacionales sobre propiedad intelectual, marcas registradas, patentes y temas relacionados.

Como resultado del bloqueo, la aplicación fue suspendida y será considerada hasta el 2021, de acuerdo con la Fundación. El gobierno chino fue el único que se opuso a la acreditación de la Wikimedia como observadora oficial y se justificó en que ésta lleva a cabo actividades políticas a través del capítulo de voluntarios en Taiwán.

El trabajo del organismo, explica la Fundación, impacta en la habilidad de Wikipedia para proveer a cientos de millones de personas con información en su propio idioma, por lo que su ausencia de este espacio aleja a estas personas del conocimiento sobre acontecimientos actuales e históricos alrededor del mundo.

“La Fundación Wikimedia opera Wikipedia, una de las fuentes de información más populares para personas alrededor del mundo. Nuestra organización provee percepciones sobre problemas globales que rodean a la propiedad intelectual, leyes de derecho de autor y tratados que son abordados por la OMPI que aseguran el acceso al conocimiento libre e información”, dijo Amanda Keton, consejera General de la Fundación Wikimedia.

Finalmente, Wikimedia exhortó a la OMPI a reconsiderar su aplicación como observadora y animó a otros estados miembros de la ONU a levantar la voz y manifestar su apoyo a la inclusión de la sociedad civil y la cooperación internacional.

Otras organizaciones, como Creative Commons, se han pronunciado para revertir la decisión y que la Fundación pueda participar en OMPI.

“La Fundación Wikimedia, la organización detrás de la muy conocida enciclopedia libre en línea Wikipedia, ha dado significativos pasos para avanzar el objetivo de asegurar el acceso universal al conocimiento, un objetivo que comparte completamente Creative Commons. Su voz en la arena de las políticas resuena los intereses legítimos del público y la sociedad en su conjunto y esta voz debe ser escuchada para alcanzar un sistema de propiedad intelectual justo y balanceado”, se puede leer en el blog de la organización.


Imagen de HaeB (CC BY-SA 4.0)