En Estados Unidos, el Grupo de Investigación por el Interés Público (PIRG, por sus siglas en inglés) encuestó a más de 200 profesionales de la salud, quienes revelaron que les habían sido negado el acceso a partes e información necesarias para la reparación de equipo médico durante la epidemia, informó The Verge.

De acuerdo a los resultados de la encuesta, al 92 por ciento de las personas les fue negada “con alguna frecuencia” información de servicio para equipos como ventiladores y desfibriladores, mientras que 86 por ciento aseguró que los fabricantes se rehusaron a vender piezas de repuesto.

29 por ciento de las personas encuestadas que trabajan con ventiladores mecánicos –fundamentales durante la emergencia– relatan que tienen aparatos inutilizados porque no tienen repuestos o información para repararlos. En total, 49 por ciento de quienes respondieron aseguraron que les fueron negados acceso a información o piezas para reparar algún equipo médico.

Los profesionales de la salud afirman que no es fácil encontrar manuales de manera no oficial en línea y que algunos fabricantes han logrado incluso bajar este contenido de sitios en los que están alojados. La PIRG también encontró que existe una falta de terceros que puedan reparar los equipos de manera independiente.

La falta de regulación clara dificulta que el personal médico pueda componer dispositivos indispensables a un bajo coste. Desde marzo de este año existen denuncias sobre fabricantes que han antepuesto sus intereses económicos a la reparación de equipo médico utilizado para afrontar la pandemia.

En EE.UU., el derecho a reparar se encuentra en un debate en el que las empresas intentan frenar las reparaciones independientes con tal de mantener el control sobre la cadena de consumo, muchas veces, con la introducción de medidas tecnológicas de protección (MTP). En México, la falta de excepciones debidas a la elusión de estas medidas puede llegar a obstaculizar reparaciones legítimas y necesarias, como las de este caso.


Imagen de Alberto Giuliani (CC BY-SA 4.0)