El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) anunció que ha concluido sus negociaciones con la editorial científica Elsevier para tener un nuevo contrato de publicaciones, debido a que la empresa no logró una propuesta que se alineara con los principios del Marco para Contratos con Editoriales de la universidad.

Este nuevo marco de referencia, creado en octubre de 2019, se basa en el acceso abierto al conocimiento y en la compartición de materiales educativos y de investigación, como parte de la misión del MIT para hacer avanzar el conocimiento.

“(El marco) afirma el principio general que el control de la erudición y su diseminación debería residir en los eruditos y sus instituciones y busca asegurar que la producción de la investigación académica esté disponible abierta y equitativamente a la audiencia más amplia posible, mientras se provee de valiosos servicios a la comunidad del MIT”, se lee en un comunicado de la universidad.

En 2019, la Universidad de California (una de las firmantes del marco del MIT) hizo un anuncio similar en el que señalaba que sus guías de comunicación académica exigen un acceso abierto universal a la publicaciones. En esa ocasión, el costo propuesto por Elsevier resultó inviable para la universidad.

El MIT anunció que podrán retomar las negociaciones si Elsevier lleva una propuesta que corresponda a los principios de su comunidad académica.

“Estoy decepcionado que no pudimos alcanzar un contrato que honre los principios del marco de referencia del MIT, pero estoy orgulloso de saber que la comunidad del MIT — así como cientos de colegas alrededor del país — apoyan la importancia de estos principios para avanzar el bien común y el progreso de la ciencia […] De cara a retos globales sin precedentes, el acceso abierto y equitativo al conocimiento es más crítico que nunca”, declaró el director de las bibliotecas del MIT, Chris Bourg.


Imagen de DrKenneth (CC BY 3.0)