El coronavirus SARS-COV-2 ha llevado a algunos de los sistemas de salud del mundo al borde del colapso y una de las principales razones es la gran necesidad de respiradores que se requieren para las y los pacientes graves con Covid-19, la cual provoca neumonía.

Los respiradores de emergencia, utilizados en hospitales de todo el mundo son equipos que solo producían un puñado de empresas; sin embargo, ante la pandemia, distintos gobiernos nacionales han pedido a otras de distintos ramos tecnológicos, como la automotriz, modificar sus cadenas de producción y atender la sobredemanda de estos aparatos.

Si bien estas estrategias pueden ayudar a disminuir la brecha en la demanda, la realidad es que los respiradores de emergencia siguen siendo dispositivos sumamente costosos y su adquisición masiva puede no ser una opción para gobiernos de países con pocos recursos.

En este contexto el conocimiento abierto y el hardware abierto pueden ser una solución para ayudar a combatir la pandemia de Covid-19. Universidades como el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) están desarrollando un prototipo abierto de respirador mecánico que se basa en un dispositivo muy común: los resucitadores manuales, informó MIT Technology Review.

El MIT Emergency Ventilator Project, E-Vent, ya fue enviado a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) para su revisión y aprobación rápida bajo una “Autorización de Uso de Emergencia” y promete ser una alternativa a los respiradores de emergencia por tan solo 100 dólares.

Otra iniciativa similar es el Oxygen, creado por un grupo de ingenieros catalanes, quienes también están experimentando con una forma de automatizar los respiradores manuales. El proyecto también es hardware abierto y sus planos e instrucciones de montaje se pueden descargar libremente de su página web.

Aunque sus creadores advierten que solo debe ser utilizado bajo supervisión médica, este respirador es otra solución de bajo costo que puede ayudar ante la falta de equipos y de presupuesto. Para su construcción, se necesita un motor de limpiaparabrisas y otras piezas de automóviles y electrodomésticos caseros.


Imagen de MIT Emergency Ventilator (E-Vent) Project (CC BY-SA 4.0)