Edward Snowden alertó que las políticas, técnicas e infraestructura de vigilancia desarrolladas e implementadas para rastrear la transmisión del coronavirus durante la pandemia se quedarán muy seguramente en su lugar mucho tiempo después de que la enfermedad sea controlada.

Snowden, informante que reveló una operación transnacional de la CIA para vigilar a millones de personas en 2013, habló recientemente sobre la expansión de los poderes estatales de vigilancia en todo el mundo, informó el medio Washington Examiner.

“La emergencia tiende a ser extendida. Cuando las autoridades se vuelven cómodas con un nuevo poder, les empieza a gustar, entonces la emergencia original pasa. Encuentran nuevas aplicaciones, nuevos usos para este poder nuevo que han ganado”, reflexionó el estadounidense.

Alrededor del mundo, distintos países han utilizado la tecnología, especialmente aplicada a los smartphones o de reconocimiento facial, para asegurarse que individuos respeten cuarentenas o incluso para permitirles utilizar transporte público o recorrer espacios públicos. En otros casos esta tecnología es utilizada para monitorear a quienes pueden estar contagiados y alertar a otras personas sobre un posible contagio.

En Estados Unidos ha trascendido información sobre la posibilidad de que el gobierno pueda tener acceso a datos como el ritmo cardiaco o pulso de las personas, de acuerdo con el medio.

El uso de tecnología por parte de los gobiernos para ayudar a detener la pandemia mundial de Covid-19 debe hacerse siempre con un respeto pleno a los derechos humanos de las personas, ya que el aumento de los poderes de vigilancia puede minar la confianza en las autoridades, en menoscabo de las intervenciones de salud.

Ayer, más de 100 organizaciones de todo el mundo que defienden los derechos humanos lanzaron una declaración conjunta en la que pidieron a los Estados que las medidas de vigilancia no “deben servir para encubrir el inicio de una nueva era marcada por una enorme expansión de los sistemas de vigilancia digital invasiva”.


Imagen de Pixabay