Recientemente, el medio de comunicación Motherboard de Vice descubrió que la versión de iOS de la aplicación Zoom envía datos de análisis a Facebook, sin importar si las personas usuarias de la app tienen o no una cuenta de esta red social.

El uso de Zoom ha se incrementado notablemente debido a las medidas de distanciamiento físico por la pandemia mundial de coronavirus; sin embargo su política de privacidad no informa qué tratamiento da, ni qué datos recolecta sobre quienes utilizan el servicio.

No es inusual que exista esta clase de transferencia de datos, de acuerdo con Motherboard, debido a que muchas aplicaciones utilizan el Kit de desarrollo de software (SDK) de Facebook, como una forma de implementar características a sus aplicaciones más fácilmente, pero también envía información a la red social.

Adicionalmente Zoom tiene diversos problemas potenciales de privacidad. Por ello la organización Electronic Frontier Foundation ha señalado que quien cree la llamada puede ver si participantes tienen abiertas las ventanas de Zoom o no, además de su dirección IP; además los administradores puede ver datos de ubicación e información de dispositivos de las personas usuarias.

Existen alternativas para hacer videollamadas y conferencias de voz que son de código abierto y que respetan la privacidad de sus participantes, como:

  • Jitsi: no se tiene que instalar, no hay inicio de sesión, se pueden hacer salas grupales y poner contraseñas a las salas, además la comunicación está cifrada.
  • Jami: se debe instalar, está cifrado extremo a extremo, gratuito, código abierto y software libre.
  • Mumble: creada para recrear la experiencia de una LAN Party es una plataforma que utiliza muy pocos recursos para transmitir audio

Para conocer otras plataformas de comunicación alternativas puedes consultar este listado de ethical.net donde además encontrarás opciones para mensajería y trabajo en equipo.


Imagen de Pexels