El periodista de The New York Times, Ben Hubbard, se habría convertido en el primer periodista estadounidense en ser objetivo del malware Pegasus de la empresa israelí NSO Group, de acuerdo con el último reporte de Citizen Lab de la Universidad de Toronto.

En junio de 2018, Hubbard, quien es el jefe de oficina de este diario en Beirut, Líbano, recibió un SMS de un número identificado como “Arabnews” que contenía un enlace al sitio “arabnews365” sobre una supuesta nota “Ben Hubbard y la historia de la Familia Real Saudí”.

Al analizar este mensaje, Citizen Lab identificó que el enlace pertenecía a un operador de Pegasus conocido como KINGDOM, el cual ha sido relacionado al gobierno de Arabia Saudita. De acuerdo con el centro, este mismo operador también tuvo como objetivos a los disidentes saudíes Omar Abdulaziz, Ghanem al-Masarir y Yahya Assiri, además de un miembro de Amnistía Internacional.

Adicionalmente, Citizen Lab también identificó evidencia que sugiere que un operador del malware habría atacado a diversos objetivos utilizando un sitio falso que simulaba ser The Washington Post en las semanas posteriores al asesinato del periodista Jamal Khashoggi, en octubre de 2018, quien era cercano a varios de los disidentes objetivo de KINGDOM.

La vicepresidenta de comunicaciones del Post, Kris Coratti, aseguró que el diario se toma la seguridad digital muy seriamente e invertirán fuertemente para proteger a sus sistemas y empleados.

El diario también se acercó a la embajada saudí en la capital estadounidense para pedir comentarios sobre el caso, pero no recibió respuesta. Mientras que NSO Group publicó un comunicado en que aseguró que la empresa trabajó muy de cerca con Hubbard en este asunto y compartió “resultados concluyentes” que sugerían que el spyware utilizado para tratar de infectar su dispositivo no era Pegasus.

Pegasus ha sido utilizado, de acuerdo con Citizen Lab, para infectar los dispositivos de periodistas en diversos países del mundo, como en el caso de México con la periodista Carmen Aristegui y los periodistas Rafael Cabrera, Salvador Camarena, Carlos Loret de Mola y Daniel Lizárraga, entre otros.

“El que se haya elegido como blanco a otro periodista — en este caso de The New York Times — hace claro que el régimen regulatorio actual de la industria de spyware no está funcionando”, concluye el reporte del centro.


Imagen de Kevin Prichard Photography (CC BY-SA 2.0)