La Unión Europea (UE) podría prohibir temporalmente el uso de tecnología de reconocimiento facial en espacios públicos debido a los riesgos que representa la rápida y cada vez más extendida adopción de este tipo de software.

De acuerdo con The Guardian, la prohibición es parte de un primer borrador de la Comisión Europea que sería publicado en febrero como un conjunto de amplias regulaciones de la inteligencia artificial.

Este borrador se basa en el Reglamento General de Protección de Datos de la Unión Europea para establecer que sus ciudadanos tienen derecho a no ser sujetos a decisiones basadas solamente en procesamiento automatizado e incluye una prohibición temporal al uso de tecnología de reconocimiento facial en espacios públicos.

“[el] uso de tecnología de reconocimiento facial por actores privados o públicos en espacios públicos estaría prohibido por un periodo definido (por ejemplo 3 a 5 años) en los que una metodología sólida y medidas para la gestión de riesgos podrían ser desarrolladas e identificadas para medir los impactos de esta tecnología”, cita el diario inglés.

Diversos gobiernos que son parte de la UE están impulsando rápidamente la adopción de tecnología de reconocimiento facial, como las policías de Londres, Gales del Sur y Leicestershire en Reino Unido; Alemania planea utilizar esta tecnología en 14 aeropuertos y 134 estaciones de trenes y Francia donde se busca utilizar para dar acceso a ciudadanos a sitios web gubernamentales.

Esta tecnología supone graves riesgos para los derechos de millones de personas, especialmente para comunidades que ya son marginadas y que son más proclives a sufrir sesgos por la forma en la que son creados los algoritmos de reconocimiento.

Diversas ciudades de Estados Unidos (Somerville, en Massachussets, Oakland y San Francisco en California) ya prohibieron el uso de esta tecnología por agencias locales y más recientemente, a partir de enero de 2020, también San Diego, California.


Imagen: CC0 – Pikrepo.com