La Asociación por los Derechos Civiles (ADC) presentó una Acción Declarativa de Inconstitucionalidad (ADI) ante el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) local sobre la implementación del sistema de reconocimiento facial de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA), por considerar que no fue producto de un proceso democrático y por los riesgos que representa para los derechos humanos.

En abril de 2019, el gobierno de la CABA anunció que iniciaría la implementación de un software de reconocimiento facial para las cámaras de seguridad y los centros de monitoreo de la ciudad, empezando por el sistema de trenes subterráneos, con el objetivo de identificar a personas que son buscadas por las agencias de seguridad.

De acuerdo con ADC, el sistema de reconocimiento facial es inconstitucional porque el Ministerio de Justicia y Seguridad de CABA no respetó el principio constitucional de legalidad, que establece que toda interferencia de los derechos fundamentales requiere un expreso sustento legislativo.

Por esta razón, ADC detalla que no existe una base jurídica en la actualidad que justifique el funcionamiento del sistema. Además, la asociación argumenta que esta tecnología tiene un impacto en el ejercicio y goce del derecho a la privacidad, por lo que aún si fuera legal, seguiría siendo inconstitucional. La asociación también señala problemas por falta de transparencia e implicaciones que tiene el sistema, además de la finalidad con la que el gobierno justificó la implementación de esta tecnología.

Un caso que ejemplifica los problemas que tiene este sistema de reconocimiento facial es el de Guillermo Federico Ibarrola, quien pasó seis días detenido y casi fue trasladado a un penal por una falla del sistema de reconocimiento facial. De acuerdo con el sistema, Ibarrola fue el responsable de un robo cometido en 2016 en Bahía Blanca, lo que era falso.

El TSJ aún debe admitir el caso. En caso de hacerlo, la ADC tendrá una audiencia pública donde se presentarán sus argumentos y los del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.


Imagen de RODRIGO92 (CC BY-SA 4.0)