La mayoría de las personas en Estados Unidos están preocupadas por cómo las empresas y su gobierno manejan sus datos, y consideran que sus actividades en Internet y fuera de línea están siendo monitoreadas de forma regular. Estos hallazgos son reportados en una nueva encuesta del Pew Research Center sobre el estado de la privacidad en EE.UU.

De acuerdo con el estudio de opinión, cerca de seis de cada diez personas en este país consideran que no es posible llevar a cabo su día a día sin que algo de su información sea recolectada por compañías o su gobierno.

La gran economía de datos que rodea a las y los estadounidenses, así como los escándalos de robo y malversación de información, han tenido un impacto en la confianza que tienen las personas sobre los beneficios de que empresas y gobiernos usen su información. De hecho, la mayoría considera que son mayores los riesgos que los beneficios: 81 por ciento sobre las empresas y 66 por ciento sobre el gobierno.

En general, 70 por ciento de las personas encuestadas considera que su información sensible está menos segura que hace cinco años, contra apenas un 6 por ciento que cree que ahora su información está más segura.

El estudio del centro también aporta nuevos elementos críticos sobre cómo se informa en la actualidad a las y los usuarios sobre el manejo de su información. Apenas un 13 por ciento de todas las personas a las que se les ha pedido alguna vez leer políticas de privacidad las leen de forma regular, mientras que 36 por ciento nunca las consulta antes de aceptarlas.

Finalmente, el estudio sugiere que 63 por ciento de las personas en EE.UU. entiende “poco o nada” de las leyes y regulaciones que actualmente han sido creadas para proteger la privacidad.


Imagen de Pxhere