Para evitar un escándalo similar al que sufrió Facebook con el caso Cambridge Analytica, Google ha anunciado que pagará a aquellos investigadores en seguridad informática que encuentren evidencia “verificable y no ambigua” sobre el abuso de datos desde sus plataformas.

La compañía aseguró que cualquier persona que identifique situaciones en las que los datos de usuarios de aplicaciones de Android o extensiones de Chrome sean utilizados o vendidos de formas ilegítimas será elegible para este programa de recompensas.

“Si el abuso de datos identificado está relacionado con una aplicación o extensión de Chrome, dicha aplicación será removida en consecuencia de la tienda de Google Play o Google Chrome Web Store […] En caso de que un desarrollador de aplicaciones abuse de su acceso a ámbitos restringidos de Gmail, el acceso de su API será removido”, explicó Google.

El anuncio se da en el contexto de otras empresas que también están lanzando recompensas para detectar abusos de los datos de usuarios, con es el caso de Instagram. Además, Google se vio recientemente involucrado en un escándalo en el que extensiones de su navegador Chrome recolectaron el historial de navegación de cuatro millones de usuarios.

Estas extensiones fueron suspendidas por Google, pero durante su funcionamiento subieron la información y títulos de todas la páginas que visitaban estos usuarios, incluyendo información médica, itinerarios de viajes y devoluciones de impuestos.

Aunque la empresa no ha hecho público el tabulador de recompensas, un solo reporte de uso inapropiado de datos podría representar una retribución de hasta 50 mil dólares, señaló Google.


Imagen de Marco Verch (CC BY 2.0)