La aprobación de la nueva Directiva Europea de Derechos de Autor puede afectar los aspectos más triviales de la vida cotidiana. Bajo la nueva directiva, el uso de un personaje de sin autorización explícita de la empresa que posee sus derechos puede ser marcado por los algoritmos de una plataforma como una infracción al copyright y ser retirado de inmediato.

Para mostrar cuán extremo puede llegar a ser esto, el diseñador Fabian Mosele ha creado una serie de pasteles infantiles de cumpleaños que representan distorsiones de caricaturas o personajes famosos de cultura pop (como los Minions, Spider-Man o Elsa, de la película de Disney Frozen) con la intención de engañar a los algoritmos de filtrado de plataformas como YouTube o Instagram.

Para su obra Copyright Proof Cakes, el diseñador estudió a Content ID, el algoritmo de YouTube que compara cada archivo con una base de datos proporcionada por los titulares de copyright, y distorsionó cada imagen lo suficiente para evitar que pudiera ser reconocida, “agregando ruido, manipulando el tono o la velocidad”, pero manteniéndose reconocibles para las personas.

Aunque esto podría parecer parte de un futuro distópico, la realidad es que los países que integran la Unión Europea tienen hasta 2021 para crear leyes nacionales acordes a la directiva, así como averiguar qué mecanismos usarán para hacerla valer. La alternativa más sonada es el uso de filtros automáticos que analicen los archivos al momento de la subida para detectar violaciones al derecho de autor.

“Este algoritmo ha sido criticado por la comunidad de YouTube por marcar los videos equivocados, robandoles sus ganancias mensuales e incluso bloqueando canales, mostrando cómo Content ID no puede tomar la decisión correcta de forma precisa”, aseguró Mosele. Así mismo, el algoritmo también ha sido criticado por marcar como infracción al copyright contenido que se encuentra liberado en el dominio público.

El artista indica que su propuesta no es “una solución a esta injusticia, sino una aceptación y adaptación a un nuevo normal”, y que “la gente se adaptará con diversas técnicas, trataremos de entender dónde está el límite en el que el copyright sea detectado, que no seremos capaces de escapar a este cambio radical”.


Imagen original de Fabian Mosele